Los precios al consumo en la zona euro cayeron un 0,6 por ciento interanual en julio, el segundo mes de inflación negativa desde la creación de la moneda única en 1999. En junio, la inflación fue del -0,1 por ciento.
Así, según el cálculo adelantado difundido hoy por Eurostat, la oficina estadística comunitaria, el Índice de Precios de Consumo Armonizado (IPCA) se situó en el -0,6% en tasa interanual, tras el -0,1% de junio, lo que supuso el primer registro negativo de la historia de este indicador.

El dato conocido hoy confirma la tendencia a la baja iniciada el mes anterior, cuando se registró por primera vez una tasa de inflación negativa en la zona del euro desde que en 1997 comenzó a elaborarse el índice de precios con un método común en toda la UE.

Eurostat publicará el dato definitivo del IPCA correspondiente a julio, con información detallada sobre su composición y por países, el próximo 14 de agosto. El primer cálculo se efectúa a partir de los datos adelantados en algunos países del área, así como de información preliminar sobre la evolución del precio de la energía.

La oficina estadística, con sede en Luxemburgo, resalta que este método de cálculo es fiable, ya que en los últimos dos años ha coincidido en 18 ocasiones con el dato definitivo y en seis la desviación ha sido de una décima.