La tasa de paro de la eurozona alcanzó en junio el 9,4%, una décima por encima del dato de mayo y 2,4 puntos porcentuales superior al de hace un año, según informó la oficina comunitaria de estadísticas, Eurostat, que apuntó que se trata de la tasa de desempleo más elevada en el bloque del euro desde junio de 1999.
En el conjunto de la Unión Europea la tasa de paro alcanzó el 8,9%, frente al 8,8% de mayo y el 6,9% de junio de 2008. Asimismo, la lectura de junio representa la tasa de paro más elevada en la UE desde junio de 2005.

Entre los miembros de la UE, la menor tasa de paro se registró en Países Bajos (3,3%) y Austria (4,4%), mientras que España volvió a registrar la tasa más elevada (18,1%), seguida de Letonia (17,2%) y Estonia (17%).

Por otro lado, Eurostat informó de que la lectura estimada de la inflación de la zona euro correspondiente a julio muestra una caída de seis décimas en los precios, frente al descenso del 0,1% del mes anterior.

La estimación del dato de inflación supone una proyección muy ajustada del dato definitivo, puesto que en los últimos veinticuatro meses en 18 ocasiones coincidió con la lectura definitiva y en los seis meses restantes la diferencia fue sólo de una décima.