El Índice de Precios al Comsumo (IPC) alemán cayó un 0,4% en septiembre respecto al mes anterior. Por su parte, la inflación en tasa interanual baja un 0,3%, según los datos publicados por la Oficina Federal de Estadística. La causa principal es el abaratamiento de los productos energéticos (-18,6%) y de alimentación (-3%).