El centro de estudios económicos de Munich Ifo prevé un crecimiento de la economía española del 3,9% en 2007 y del 3% en 2008, mientras que para 2009 estima una bajada hasta el 2,7%, aunque advierte de los efectos que la ralentización del sector inmobiliario puede tener en el consumo de los hogares y en el gasto de las empresas. El instituto germano señala que la inflación en España alcanzará el 2,8% en el presente curso para repuntar al 3,2% en 2008 y situarse de nuevo en el 2,8% en 2009. Asimismo, el documento pronostica que la tasa de paro cerrará este año en el 8,2%, para subir tres décimas en 2008 y bajar en 2009 hasta el 8,2%, destacando los efectos negativos en el empleo derivados de la ralentización en el sector de la construcción.