El Instituto Alemán de Estudios Económicos (DIW) ha corregido claramente al alza sus previsiones económicas para el recién iniciado año en Alemania, país para el que calcula un crecimiento del 2,1%. El mismo instituto, que forma parte del grupo de asesores del Gobierno alemán, había calculado a mediados de octubre pasado un crecimiento del PIB en Alemania durante 2010 del 1,3%.
En su análisis hecho público hoy el DIW subraya que la tendencia al incremento del PIB se mantendrá en 2011 y que para ese año la economía alemana recuperará los niveles de mediados de 2008.

El instituto con sede en Berlín calcula también que el desempleo se incrementará este año en Alemania en 400.000 personas, hasta sumar 3,8 millones de parados, cifra que aumentará en otros 300.000 en 2011.