El índice de actividad de la Fed de Chicago subió a -1,8 puntos el pasado mes desde los -2,3 del mes anterior, un dato, sin embargo, peor del esperado por los analistas que vaticinaban una cifra negativa del 1,3.