La actividad manufacturera en el distrito del Banco de la Reserva Federal de Nueva York se deterioró en junio a un ritmo ligeramente más rápido que en mayo. Durante el mes, el índice general del banco sobre las condiciones de las empresas se ubicó en -9,41, frente a los -4,55 de mayo y al mínimo récord de -38,23 en marzo.
El banco informó el lunes en su encuesta Empire State Manufacturing Survey que el índice de nuevos pedidos se situó en -8,15. En mayo, la lectura fue de -9,01. Por su parte, el índice de envíos se ubicó en -4,84 frente a los 1,29 previos.

El índice de empleo mejoró ligeramente, aunque permaneció en terreno negativo. El índice subió a -21,84, respecto de los -23,86 de mayo. El índice de precios recibidos, por su parte, se ubicó en -12,64, lo que se compara con los -27,27 del mes pasado.

El índice de pedidos no completados se situó en 4,68 frente a la lectura de 10,38 de mayo y el de inventarios mejoró a -8,05 frente a los -10,23 anteriores. Las expectativas frente a la actividad económica futura en la región de Nueva York mostraron una mejoría. Eso sugiere que más empresas manufactureras esperan que las condiciones mejoren durante los próximos seis meses.

En el sondeo se preguntó a las empresas manufactureras sobre sus planes para los gastos de capital del 2009 en relación a los del 2008. El 56% reportó reducciones en los gastos de capital durante el 2009, mientras que sólo el 20% anunmció incrementos.