Las principales economías mundiales deberían continuar creciendo en los primeros meses de 2010, aunque algunas están mostrando signos de ralentización en la tasa de crecimiento, según una encuesta de indicadores avanzados publicada el lunes por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico.  Los datos apuntan a una expansión de las economías desarrolladas en su conjunto, aunque Francia e Italia --que lideraron el crecimiento en las primeras etapas de la recuperación-- están ofreciendo ahora signos de un menor ritmo de expansión.  El indicador compuesto adelantado para los 30 miembros de la OCDE subió de nuevo en febrero, hasta 103,6 desde 102,9 en enero. Un dato por encima de 100 implica expansión, mientras que uno por debajo significa contracción.