Parecía que en el inicio de sesión el viernes pintaba negro…y finalmente el Ibex 35 consiguió buena nota. El selectivo español subió un 1.69% y marcó en los 7145 puntos su último precio, lo que deja una subida del 1.49% respecto al cierre del pasado viernes. Lo hizo a pesar de que las noticias en torno a la economía española no acompañaron. Ayer al cierre, Standards & Poors volvió a poner en duda la deuda española, al rebajar en dos escalones el rating de España. Esta mañana, la EPA anunciaba una tasa de paro que subió hasta el 24.4% en el primer trimestre, hasta los 5.369.500 desempleados. Y el colofón de la sesión llegó de parte del ejecutivo, quien afirmó que hasta 2014 no se comenzaría a crear empleo al tiempo que anunció un crecimiento del 0.2% en 2013 y que subirá los impuestos para cumplir con los objetivos de déficit.

Y a pesar de ello, la bolsa española subió animada por el buen comportamiento del sector financiero. Bankinter a la cabeza con más del 6.3% de revalorización, con lo que puso fin a la jornada en los 3.46 euros. A pocos pasos, el resto de bancos. Banco Popular subió un 5.23% - hasta los 2.45 euros – Banco Sabadell subió un 2.1%, con lo que el lunes comenzará a cotizar desde los 1.81 euros – mientras que Banco Santander y BBVA logran cerrar con subidas de más del 1%, hasta los 4.84 euros y los 5.22 euros, respectivamente.

Sin embargo, entre las mayores subidas ACS subió un 5% - hasta los 14.18 euros - Mediaset elevó en un 3.8% el precio de su cotización en tanto que FCC elevó hasta los 13.40 euros su precio, tras una revalorización superior al 3.8%.

Del resto de pesos pesados, Telefónica superó el punto porcentual de subida y marcó en los 11.32 euros su último precio. Repsol superó el 1.6% de revalorización, hasta los 14.70 euros, mientras que Iberdrola sumó un 1.2%, hasta los 3.60 euros.

En negativo, sólo dos valores. BME perdió un 0.6% y cerró en los 18.02 euros. Por su parte, Grifols descontó un 0.26% de su cotización, que el lunes comenzará a cotizar desde los 19.00 euros.