El Ibex35 logró encadenar otra jornada de subidas aunque, más moderadas eso sí, que le dejaron a las puertas de los 8400 puntos. Los expertos comienzan a ser más optimistas con el selectivo español, eso sí, a corto plazo. Roberto Moro, de Apta Negocios reconoce que “sólo cuándo el selectivo rompa por debajo de los 8140-8000 puntos, será momento de tomar posiciones cortas”. ¿Hasta entonces? Mirar hacia los 8750 puntos “que coincidirá con los 1595 del S&P500”.

Los bancos medianos, los que más sufrieron

Entre los valores que apoyaron la subida del selectivo, REE elevó en más del 4.2% el precio de su cotización, que mañana comenzará a cotizar desde los 39.51 euros. Abengoa le siguió de cerca con subidas de más tres puntos porcentuales, hasta los 1.78 euros. Acerinox, ArcelorMittal e FCC también consiguieron subidas importantes, con lo que marcaron en los 8.06 euros, los 9.3470 euros y los 7.92 euros, su último precio.

Con tendencia positiva también los grandes. Banco Santander elevó en más del 0.7% su cotización, que cerró en los 5.62 euros. BBVA se animó con más de un 1% de subida- hasta los 7.3310 euros - mientras que Telefónica e Iberdrola subieron más de un 1.5%, hasta los 11.13 euros y los 4.04 euros, respectivamente.

No corrieron la misma suerte las entidades medianas. DE hecho, Banco Popular fue la que más sufrió y, al ritmo del 3.7%, cerró en los 0.5900 euros. Bankinter perdió un 1.2% en tanto que Sabadell descontó un 0.3% de su cotización, que cerró en los 1.5510 euros. DIA y Mediaset pusieron punto y final a los números rojos de la jornada con pérdida de más de una décima que mañana les permitirá arrancar desde los 5.9080 euros y los 5.9500 euros.