Tras la euforia…..la resaca. Los inversores deshacen posiciones y dejan atrás ocho sesiones de fiesta y alegría. Las ventas se imponen, aunque se moderan respecto a las caídas de la apertura y  el Ibex-35 pierde un 0,99% hasta los 7.625 puntos, lastrado por el sector financiero. La nacionalización anunciada por Venezuela de la filial del Banco Santander en aquel país daña de nuevo la sensible cotización de la que ha hecho “gala” la entidad cántabra durante las últimas semanas y contagia al resto del sector en una jornada en la que la volatilidad se convertirá en la verdadera protagonista por la cuádruple hora bruja. Recogida de beneficios también para el resto de Europa, mientras la cotización del euro  corrige ligeramente tras los excesos de ayer y se cambia por 1,35 dólares.
Caídas generalizadas en Europa que se ceban con mayor virulencia en la renta variable española, que vuelve a ser objeto de las perspectivas más pesimistas de la zona euro. A las desgarradoras declaraciones del premio Nobel de economía, Paul Krugman, asegurando un futuro aterrador para la economía nacional, se unen las nada halagüeñas previsiones del economista jefe para Europa de la agencia de calificación Standar and Poors. Jean Michel Six asegura que la recesión se instalará en España al menos dos años con una recuperación más tardía que el resto de estados miembros por la crisis del sector de la construcción y la caída de la demanda familiar. Prueba del bajo consumo y de la escasa actividad nacional es la última cifra de negocios de la industria, que registró una caída histórica del 31% en enero.

Gráfico Ibex35

Gráfico diario Ibex35


La subida vertical experimentada por el Ibex35 durante las últimas ocho sesiones ha llegado a su fin. El selectivo empieza a sentir vértigo por los niveles alcanzados y los inversores deshacen posiciones. El selectivo pierde un 0,99% hasta los 7.625 puntos, arrastrado por todos los valores directores, aunque Técnicas Reunidas(-6,21%) lidera las caídas; especialmente penalizado cotiza el sector financiero y, en particular, los dos grandes bancos. El Banco Santander se deja un 3,85%, después de que el presidente de Venezuela, Hugo Chávez, confirmara su decisión de nacionalizar la filial de la entidad cántabra en aquel país, el Banco de Venezuela. Banesto pierde un 2,71%, BBVA cae un 2,18%, mientras que el Banco Sabadell se deja un 1,65% y Bankinter en torno al punto porcentual.

Telefónica es el blue chip que mejor aguanta el tipo y apenas retrocede medio punto porcentual. El consejero delegado de la compañía, Julio Linares, declaró a Financial Times que Latinoamérica seguirá siendo el principal motor de crecimiento de la compañía en 2009. Linares pronosticó que esta zona genere un crecimiento de dos dígitos.

El comportamiento del sector energético es desigual. Iberdrola se apaga y cae un 1,85%, en la jornada en la que celebra Junta General de Accionistas en Bilbao. Está previsto que aprueben las cuentas de 2008 y la distribución del dividendo correspondiente. Entretanto, su filial de renovables lial de renovables se deja un 2%; mientras Gamesa cede en torno al 3%, en la jornada en la que Goldman Sachs ha recortado su precio objetivo hasta los 13 euros desde los 17 euros anteriores. Repsol YPF retrocede cerca de un 1,5% y Gas Natural pierde un 0,59%, en el día que comienza el plazo de aceptación de la oferta pública de adquisiciones(OPA) sobre Unión Fenosa(+0,06%). Sin embargo, Red Eléctrica(+1,51%) y Enagás(+2,02%) protagonizan los avances del selectivo, seguido de Endesa(+1,18%) y Sacyr Vallehermoso(+0,90%)


Fuera del selectivo, Fersa pierde un 2,13%, en la jornada en la que Goldman Sachs ha reducido su precio objetivo hasta los 1,9 euros desde los 2,5 euros anteriores; aunque las caídas son más abultadas para Vértice360(-4,4%), Service Point(-4,9%), Española del Zinc(-5,22%) y Mecalux(-7,17%). Los avances se los anotan General de Inversión(+7,14%), Jazztel(+5%) y Fluidra(+2,98%).


En el resto de Europa las órdenes vendedoras se imponen, aunque con menos fuerza. Así, el Dax alemán cae un 0,13% hasta los 4.038 puntos; el FTSE100 de Londres se deja un 0,31% hasta los 3.805 puntos; miuentras el Cac40 retrocede un 0,74% y cotiza en los 2.756 puntos. El selectivo europeo cae un 0,52% hasta los 2.029 puntos, arrastrado por el mal comportamiento de Nokia, que cede un 6%. La excepción es para Bayer, que avanza un 6,6%, después de recibir autorización para comercializar en EEUU uno de sus fármacos contra la trombosis.