No ha hecho falta más que un hora para que el selectivo español invierta su tendencia. Ha pasado a sumar un 0.13% y tantear los 10.900 puntos. Ebro Foods, con subidas de más del 3.7%, e Iberia son los principales impulsores.

El Ibex35 se pasa a las compras. El Ibex35 se revaloriza un 0.13% y juguetea con los 10.900 puntos tan sólo una hora después de abrir sus puertas en negativo. El selectivo de la bolsa española prefiere centrar la atención en unos resultados que, aunque decepcionen, seguirán siendo la guía del mercado. Ramón Forcada, director de análisis de Bankinter reconoce que "tendríamos que fijarnos en lo que está pasando en EEUU donde ya han publicado 106 compañías del S&P y ahora sí que se están batiendo expectativas”. Forcada reconoce que resultados subiendo de media un 30% “es otro factor al que deben atender las bolsas”.

Miguel Pareja, gestor de carteras de CAI Bolsa admite que la volatilidad "seguirá siendo una realidad
y los inversores tienen que ser conscientes de que ese será el terreno de juego que hay que seguir". Una vez que los 10.800 puntos han funcionado ahora habrá que ver si el Ibex35 hace lo mismo con los 10.915 puntos "próxima resistencia intradía con la que se encuentra el selectivo español".  

Ebro Foods se lanza al primer puesto por revalorización con subidas de más del 3.9%. La compañía ha anunciado un pacto para comprar la australiana Ricegrowers Limited, que opera bajo la marca SunRice, por 600 millones de dólares australianos, unos 425 millones de euros.  Y no es la única porque Iberia eleva un 2.7% su cotización el día en que BBVa haya mostrado su apuesta por la aerolínea en un entorno de dólar débil y gracias a la recuperación del tráfico aéreo.

Ferrovial y OHL son dos de las principales revalorizaciones que también apoyan la subida.