No hay mucha certeza sobre el motivo del repunte que ha vivido el selectivo español pero lo cierto es que los números alegran, y mucho. El Ibex35 sumó un 2.8% y cerró la sesión en los 6237 puntos, apoyado sobre todo por los pesos pesados, que cerraron la jornada con subidas de más del 4% y en una disminución en el dato de paro. En el mercado de divisas, el euro sigue corrigiendo posiciones frente al dólar, hasta las 1.25 unidades con una prima de riesgo que baja hasta los 518 puntos básicos.
Noticias positivas, sí pero no como para cambiar el escenario bajista de fondo. El Ibex35 subió un 2.8% y cerró la jornada en los 6237 puntos el día en que se conoció que el paro bajó por segundo mes consecutivo en nuestro país. En concreto, cerró mayo con un total de 4.71 personas desempleadas, un 0.63% por debajo del mes precedente. Y a pesar de ello, los expertos no se fían. Gabriel Montalto, director en España de Hanseatic Brokerhouse reconoce que “simplemente hemos asistido a un rebote técnico en esta sesión, se ha hecho un suelo en los 6.000 puntos con un rebote que le lleva a la zona de 6248 puntos”. Luis Francisco Ruiz, analista de Estrategiasdeinversion.com admite que hasta que “no se recuperen los 6357 puntos, en cierre diario, no empezaremos a tener exposición a la renta variable española”. Y es que “el próximo movimiento al alza puede desarrollarse en forma de V, por lo que decidimos ser más ágiles y agresivos en nuestra cartera de acciones”.

De momento, parece que la prima de riesgo da un respiro al cotizar en los 518 puntos básicos. Por duodécima semana consecutiva, el BCE siguió sin comprar deuda europea, con lo que mantiene en 212.000 millones de euros el total invertido a través del programa de compra de deuda en los mercados secundarios. Una información que se comunica antes de que este próximo jueves el Tesoro Público espere captar hasta 2.000 millones de euros en bonos a dos y diez años.

Los grandes, suben fuertemente

Entre las compañías del Ibex35 que más avalaron su revalorización, los grandes. Banco Santander subió un 4.8% y cerró en los 4.53 euros. Hoy su presidente, Emilio Botín ha considerado que los problemas del sector financiero quedarán resueltos si la UE acuerda que algún instrumento europeo aporte unos 40.000 millones de euros para Bankia, Catalunya Caixa, Novacaixa Galicia y Banco Valencia. Por su parte, BBVA elevó en un 4.19% el precio de su cotización, que mañana comenzará desde los 4.85 euros la sesión. A pocos pasos, Telefónica sumó un 4.2% - hasta los 9.38 euros – mientras que Repsol e Iberdrola elevaron en más del 3% el precio de sus cotizaciones, que cerraron en los 12.23 euros y los 3.21 euros, respectivamente.

Sin embargo, no fueron las únicas que subieron .Sacyr Vallehermoso ocupó el primer puesto al sumar un 7.3% y cerrar en los 1.39 euros. La constructora subió a pesar de que sobre ella se cierne la posible exclusión del selectivo español este próximo jueves, cuando se reúne el Comité Asesor Técnico del Ibex, a favor deEbro Foods. Entre los más revalorizados, también Mediaset subió un 4.5% mientras que ACS o Acerinox subieron un 4.3%, con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 14 euros y los 8.51 euros.

En negativo, hubo valores. BME descontó más del 1.7% de su cotización – hasta los 13.91 euros – Grifols elevó hasta el punto porcentual sus caídas, que llevaron a sus acciones hasta los 18.07 euros, mientras que Gamesa o FCC superaron el 0.5% de penalización, hasta los 1.47 euros y los 9.44 euros, respectivamente.