El Ibex35 consiguió marcar su último movimiento sobre los 10.100 puntos gracias al impulso de los pesos pesados, especialmente Santander y BBVA. El selectivo de la  bolsa española cerró sus puertas con una subida del 1% hasta los 10.142 puntos.  Una revalorización compartida con el resto de plazas europeas y con el mercado de divisas, que deja un euro en los 1,4216 dólares.
La renta variable europea definió sus ganancias a lo largo de la sesión. Eso sí, de una forma más liviana según abría sus puertas el mercado americano. Los índices del otro lado del Atlántico avanzaban cerca del 0,6% - en el caso del Dow Jones- al cierre de la sesión europea. El Ibex35 cerró sus puertas en los .. tras un descenso del …El resto de sus homólogas europeas también hizo lo propio: el CAC-40 ganó un 1,63% hasta los 3.270 puntos. El Eurostoxx50 sumó un 1,18% al cierre mientras que DAX y FT-100 sumaron un 1,15% y un 1,526% respectivamente al cierre de la sesión.

Gráfico Ibex35



Una tendencia a la que han sumado durante toda la sesión los títulos de ArcelorMittal. La compañía metalúrgica subió un 4,55% y cerró en los 25,49 euros. La misma tendencia que compartió con Inditex. La textil Gallega sumó un 3% al cierre de la sesión por lo que mañana sus acciones comenzarán a cotizar en los 35,72 euros.

Las subidas llegan lideradas también por dos de los grandes pesos pesados. Santander a la cabeza. Su cotización cerró con una subida del 2,12% y marcó su último movimiento en los 9,15 euros con dos noticias positivas a su espalda: de un lado las previsiones que dio la prensa estadounidense sobre la buena evolución que tendrán sus negocios en Estados Unidos. Un comportamiento que no sólo valdrá para que se conozca más la entidad al otro lado del Atlántico sino porque reportará retornos a los inversores de hasta el 15% mediante dividendos. Además la entidad ha sido aceptada por ‘creador de mercado’ por parte del Tesoro de Francia al incluirle dentro de la lista de entidades especialistas para favorecer la liquidez en el mercado de deuda pública. Desde Metagestión, Javier Ruiz recuerda que “es un valor que junto al BBVA (+1,24%) han recomendado en los últimos meses”, aunque añade que “si bien es una buena noticia, y que es una empresa con un importante potencial de subida en Bolsa, aún está en unos niveles que se antojan exigentes y a corto plazo el rebote ha sido muy fuerte”.

Del resto de pesos pesados. Repsol subió un 0,46%, Telefónica se anotó un 0,43% e Iberdrola consiguió superar el punto porcentual de subida al cierre de la sesión.. La eléctrica también es noticia porque ha firmado un acuerdo con Elecnor para la construcción de una planta en Venezuela. Contrato cifrado en cerca de 1.400 millones de euros “del que Iberdrola se llevaría un 60% y su compañera el 40% restante”, explica Javier Ruiz. En su opinión “por volumen de contrato la noticia es mas positiva para Elecnor, ya que se trata de una compañía más pequeña”. Sin embargo, reconoce que ésta última cotiza muy cara – ha cerrado en los ..euros tras un avance del …- por lo que “no recomiendo la entrada en el valor”. La filial de renovables de Iberdrola, que mañana publicará al cierre sus cuentas del primer semestre del año, cerró con una ligera subida del 0,16%.
 
Bankinter y Sabadell se suman al número de empresas que también harán públicas sus cuentas esta semana. Sabadell – que además es noticia porque se estaría planteando la adquisición de una entidad en Florida tras reconocer conversaciones con Mellon United Nacional Bank- cerró en los 4,46 euros tras una subida del 0,11%. Su homóloga Bankinter no ha conseguido firmar la sesión en positivo y , al ritmo del 0,46%, marcó en los 8,262 euros su último movimiento. Caídas que sin embargo poco tienen que ver con el retroceso de dos de las grandes constructoras. FCC superó el punto porcentual de caída mientras que Sacyr descontó un 0,98% de su cotización al cierre de la sesión.

El mercado español cuenta con un nuevo integrante, Grupo San José. Se ha estrenado esta mañana en la bolsa con más del 4% de subida. Tras la fusión con Parquesol – y exclusión de ésta el pasado viernes- la compañía ha anunciado que prevé crecer en los próximos años además de ampliar geográficamente su negocio. Álvaro Blasco, director de Atlas Capital reconoce que “era un salida esperada y, dado el complicado momento que atraviesa el mercado, es difícil hacer previsiones”. Pero “podríamos ver ventas en los constructores para ir tomando pequeñas posiciones en esta nueva compañía”. Aunque quienes tomaron posiciones hoy son los inversores de Española del Zinc. La compañía subió más del 14% y cerró en los 1,67 euros.

Con beneficio del 9,03% reaccionaron los títulos de Cie Automotive. Cerró con importantes subidas después de anunciar que ha suscrito con trece entidades el crédito sindicado por 182,5 millones de euros. La compañía de componentes de automóvil con sede en Bilbao ha admitido que con este crédito ampliará el plazo de su actual deuda. Algo más ligero fue el beneficio de Vueling. La aerolínea subió un 3,2% el día que ha celebra su primera reunión tras la fusión con Clickair. La low cost ha creado una comisión que velará para que la aerolínea mantenga su independencia de Iberia.

No consiguen salir de los números rojos los títulos de Zeltia. La biofarmacéutica gallega cedió un 7,39% y marcó en los 2,94 euros su último movimiento. Una cotización que se está viendo lastrada por el escrito publicado por la FDA de EEUU presentando un informe desfavorable del fármaco Yondelis. Inypsa y Nicolás Correa acompañan a la compañía en su paseo por los descensos al perder un 7,18% y un 5,96% respectivamente.

En el resto de plazas europeas, Alemania ha centrado toda la atención de los inversores desde primera hora de la mañana. La prensa publicaba esta mañana que el gobierno alemán podría obligar a los bancos alemanes a acogerse a las ayudas estatales, simulando la forma de proceder del gobierno estadounidense. Una medida sobre la que se ha pronunciado Moody´s al considerar que es un pequeño paso “en la dirección correcta”. Sobre la economía, el índice de precios industriales cayó un 4,6% siendo el descenso más acusado en los últimos 40 años. Referencias todas que se mueven también al son de las palabras del Presidente del Banco Central Europeo, Jean Claude Trichet este fin de semana admitiendo que el problema que vive la Eurozona es de confianza y no de solvencia, a pesar de sus crecientes déficits presupuestarios.