Los números rojos golpearon a la renta variable española. El Ibex 35 descontó un 0.53% y marcó en los 8.845 puntos su último precio. Lo hizo el día en que Banesto dio el pistoletazo de salida a los resultados empresariales - con una reducción de más del 22% en su beneficio neto- y en que las noticias volvieron a centrarse en Grecia y Eslovaquia. Movimientos que añadieron mayor volatilidad a la divisa comunitaria, en los 1.36 dólares.
Eslovaquia ha centrado la atención informativa durante la sesión después de retrasar la ampliación del fondo de rescate europeo. El gobierno no tiene opciones de sacar adelante la medida ante la abstención de sus socios liberales y el rechazo de la oposición, por lo que tendrá que volver a votarla. Además la ministra presenta el trámite como una moción de confianza.  Las informaciones no pasaron desapercibidas para los inversores europeos. El Ibex 35 descontó un 0.53% y cerró en los 8.845 puntos. El resto de plazas europeas cerraron con signo mixto: a las subidas del 0.3% del DAX -5.665puntos - se enfrentaron las pérdidas del 0.2% en el CAC-40 o los tímidos recortes del 0.06% en el Eurostoxx.

El foco de atención nuevamente sobre Grecia porque  recibirá "muy probablemente" el nuevo tramo de ayuda de 8.000 millones de euros a principios de noviembre, un programa que debería salvar al país de la bancarrota. Los inspectores de la Unión Europea, el Fondo Monetario Internacional y el Banco Central Europeo -grupo conocido como troika- han concluido su revisión de las finanzas del país que se han alargado durante semanas y han concluido que la ayuda debe ser desbloqueada. Lo hicieron el día en que Grecia colocó 1.300 millones de euros en letras al 4.86% de interés. Mañana centrará la atención el presidente de la Comisión Europea, José Manuel Duráo Barrosos que presentará las propuestas para la recapitalización de la banca europea.

Signo mixto en el sector financiero

Y precisamente la banca fue sector protagonista durante la sesión .Banesto inauguró como siempre la etapa de publicación de resultados empresariales en nuestro país. La entidad redujo un 33,8% su beneficio en el tercer trimestre, hasta los 298.41 millones de euros de beneficio atribuible.  La entidad sumó un 1.16% y cerró en los 4.61 euros. Entre las compañías financieras del selectivo español, tono mixto. Bankia cerró plana en los 3.61 euros, Banco Sabadell subió un 0.15% en tanto que Bankinter elevo en un 0.14% el precio de sus acciones, que finalizaron la sesión en los 4.42 euros. BBVA no corrió la misma suerte pues, con recortes superiores al punto porcentual, marcó en los 6.45 euros su último precio. Su homóloga cántabra replicó esta tendencia y ,con caídas del 0.9%, mañana comenzará a cotizar en los 6.29 euros.

Sin embargo, no fueron las compañías que más números rojos contaron en la sesión. Repsol descontó un 1.84% de su cotización. Mediaset perdió un 1.48% - hasta los 4.58 euros- mientras que Endesa e Iberdrola recortaron en un 1.3% el precio de sus títulos.  Entre los primeros puestos también se pudo contar a Telefónica, con caídas de más del 0.8% hasta los 14.97 euros.

El lado optimista de la sesión llevó a Sacyr Vallehermoso como nombre propio. La constructora subió más del 7.2% en la sesión, con lo que mañana comenzará a cotizar en los 5 euros. Ferrovial, algo más alejada al subir un 2.4%, comenzará mañana a cotizar en los 9.30 euros mientras que Grifols cerró el podio de las revalorizaciones al elevar un 2.2% el precio de sus acciones, que quedaron en 14.25 euros.