La bolsa española no logró acabar la jornada en positivo. Los números rojos – más acusados a raíz de la apertura en negativo de Wall Street- llevaron al Ibex35 a cerrar en los 10.831 puntos. Una caída lastrada principalmente por las constructoras – OHL-y sector financiero, principalmente BBVA y Santander. En una jornada en la que el euro consiguió cotizar en positivo en las 1,4139 unidades.
El inicio de la sesión alejaba la posibilidad de números rojos en la sesión y, aunque con tímidos avances, el selectivo español logró traspasar la frontera de los 11.000 puntos. Un sueño que ha durado poco. El Ibex35 pasó a terreno negativo y terminó la sesión con una caída del 0,84% en los 10.831 puntos. Una cesión que se agudizó con la apertura bajista de los índices al otro lado del Atlántico y que contagió al resto de plazas europeas: el CAC-40 cayó un 1,38%, el FT-100 superó el punto porcentual de caída mientras que el DAX recortó un 2,44%.

Unas caídas que, en el caso del selectivo español, presentan al sector de la construcción como el más penalizado. Y no es de extrañar teniendo en cuenta que fueron valores como OHL o Acciona las compañías que se han beneficiado del último ‘rally’ alcista en el mercado. La constructora vasca cedió un 4,05% y marcó en los 18,24 euros su último movimiento. Por su parte, Acciona descontó un 2,44% de su cotización. FCC perdió los 28,40 euros mientras que Ferrovial cedió un 1,46% y cerró en los 24,94 euros.

Un sector débil como lo ha sido el sector financiero durante la jornada. Los números rojos no distinguieron tamaño a la hora de declinarse por una u otra entidad. Bankinter perdió un 0,55% , Banco Popular retrocedió un 0,78% mientras que Banesto comenzará mañana a cotizar en los 8,69 euros después e sufrir una caída de más del 0,9% en la sesión. La entidad recibió de Moody´s la rebaja de calificación de sus participaciones preferentes, hasta Baa1. Los dos grandes: BBVA se acercó al punto porcentual de caída mientras que Santander logró permanecer sobre los 10 euros al cierre de la sesión.

El sector aéreo...con problemas


El resto de pesos pesados tampoco consiguió celebrar la sesión con el verde de la victoria. Iberdrola recortó un 0,83% y perdió los 6 euros. Su filial de Renovables cerró en tablas en los 3,13 euros al igual que Telefónica que se anotó un ‘0,0’ al cierre de la sesión en los 17,38 euros. Iberia tampoco lo hizo nada bien durante la sesión. Y es que la compañía se encuentra en una situación complicada pues “su supervivencia depende de una fusión, que será seguramente con British Airwais”. El escenario al que se enfrenta el resto del sector tampoco permite ser optimista. No hay más que ver el dato de tráfico de pasajeros de los aeropuertos españoles: se redujo un 11,4% hasta julio, con 106,7 millones de viajeros.

Un dato al que parece ser ajeno Vueling. La low cost logró superar en el séptimo mes del año los 1,2 millones de pasajeros gracias a la fusión con Clickair, lo que supone un 79,8% más que la cifra obtenida un año antes. Una noticia positiva para ambas compañías porque “crean un jugador de bajo coste en España con sinergias y con una mayor dimensión, que siempre será mejor para optar a una buena gestión”. La aerolínea cerró la sesión con una penalización de más del 1%, en los 8,70 euros. . Le acompañaron en la tendencia bajista NH Hoteles y Sol Meliá con recortes de más del 4% y Prisa que, al ritmo del 3,64%, cerró en los 3,58 euros. En la jornada de hoy se ha especulado con que el Grupo de Comunicación podría haber solicitado a BNP Paribás la búsqueda de compradores para el 49% de Santillana. Una participación que podría rondar los 500 millones de euros. En negativo- y con un recorte del 0,48%- cotizó Ence. Recibió de UBS la recomendación de neutral así como la rebaja de precio objetivo hastat los 2,4 euros.

Más positiva fue la tendencia de valores como Prim. Se acercó al 9,2% de revalorización y cerró la sesión en los 7,65 euros. Banco Guipozcoano sumó un 5,2% a su cotización mientras que Vocento y Cementos Pórtland superan el 3% de subida, con lo que mañana comenzarán a cotizar en los 4 euros y 33,35 euros respectivamente.

Referencias europeas


En el plano empresarial europeo, miradas bajistas 2,52% a Siemens tras adquirir el 25% del capital de la energética alemana BGZ con el fin de reforzar su liderazgo en el sector. Sin salir del país teutón, E.On cedió un 1,83% el día que ha anunciado la designación de Johannes Teyssen como consejero delegado, en sustitución de Wolf Bernotat.

Una sesión que para muchos expertos fue “poco relevante”, según José Lizán, analista de Nordkapp pero no exenta de referencias económicas. En nuestro país, el número de sociedades mercantiles se redujo un 15% en junio hasta un total de 6.847 empresas. Además, la morosidad a plazos del comercio se redujo un 18,6% en junio. Minutos antes del cierre, el índice de tendencia futura elaborado por The Conference Board deja una caída del 0,4% en junio, un 0,2% menos que en el mes precedente. En el viejo continente, el IPC de Alemania dio el pistoletazo de salida a la sesión. Permaneció invariable durante el mes de julio aunque cedió cinco décimas respecto al mes precedente. En Reino Unido, el ascenso del 1,8% en las ventas al por menor compartió protagonismo con el incremento del 23% en el número de créditos hipotecarios, hasta un total de 45.000 hipotecas. En Francia, el Ministerio de Presupuesto dio a conocer el déficit presupuestario galo que se incrementó a finales de junio hasta los 86.600 millones de euros.