La caída del precio de la vivienda en España ralentizó algo en julio su ritmo de los últimos meses, según datos publicados el martes por la tasadora Tinsa. El informe mensual de Tinsa indicó que el precio de la vivienda libre cayó en julio un 9,2% interanual, tras haber descendido un 10,1% en junio y un 9,8% en mayo.

El precio de la vivienda se redujo en enero un 10,1% interanual, primera caída superior al 10% en la historia del indicador.

La vivienda en España casi triplicó su precio en la década de boom del sector inmobiliario, entre 1997 y 2007. Desde que se produjo el pinchazo de la burbuja, los promotores han dicho en varias ocasiones que no pueden bajar los precios más de un 20% y que en la mayoría de los casos ya lo han hecho.

La tasadora dijo el martes que el índice de precios ha caído un 13,2% desde que alcanzó su máximo en diciembre de 2007 y se situó en julio al nivel del mismo mes de 1983.