Las Bolsas europeas cotizan con saldo mixto a la espera de las comparecencias del presidente del BCE, Mario Draghi, y el gobernador del BoE, Mark Carney. El Ibex mira una vez más a los 10.700 puntos y digiere las cifras del acuerdo de fusión Bankia-BMN. Mientras, el euro cotiza al filo de los 1,12 dólares; y el crudo sube sobre los 46 dólares el barril de Brent.

El Ibex abre con caídas del 0,24%, hasta los 10.671 puntos, pendiente del comportamiento de Bankia, que ha acordado lafusión por absorción de BMN, a la que valora en 825 millones de euros. La operación se articulará mediante la entrega de 205,6 millones de acciones, por lo que la segunda pasará a tener un 6,7% del capital de la primera. Se espera un crecimiento del beneficio por acción (BPA) del 16% y el retorno esperado de la inversión será del 12% en el tercer año.

Vuelve a ser protagonista el sector financiero, tras la 'buena acogida' la liquidación de dos bancos regionales italianos, considerados “en quiebra o a punto de quebrar” por parte del Banco Central Europeo (BCE). El Estado transalpino ha comprometido 17.000 millones de euros en ayudas públicas e Intesa Sanpaolo se quedará con los ‘activos buenos’. Para David Madden, de CMC Markets UK, el rescate de estas entidades “nos dice dos cosas: en primer lugar, que todo no está bien en la Zona Euro; y, en segundo, que se seguirá acumulando deuda por la que deberán pagar las próximas generaciones (…) La región se ha visto envuelta en múltiples crisis, y la reacción tanto del banco central como de los Ejecutivos es mantener las luces encendidas a toda costa (…) El mercado lo ha celebrado, pero los fundamentales apuntan a problemas en el futuro”.

Así las cosas, Bankia y ArcelorMittal son los valores que más suben del Ibex; mientras que Grifols y Telefónica lideran los descensos. Destaca asimismo IAG, a la que Bernstein ha iniciado la cobertura con recomendación de sobreponderar.

Ve también: El fondo permite mantener la exposición actual y una actitud constructiva

Dudas con todo en las Bolsas europeas con la vista puesta este martes en los bancos centrales. Podremos escuchar tanto al presidente del BCE, Mario Draghi, que ya ha defendido su política monetaria acomodaticia, advirtiendo que su fin “prematuro” podría conducir a otra recesión. Asimismo, oiremos al gobernador del Banco de Inglaterra (BoE por sus siglas en inglés), Mark Carney, después de que los conservadores hayan alcanzado un acuerdo con el Partido Unionista Democrático de Irlanda del Norte que debería ayudar al Ejecutivo a seguir adelante con sus planes para el Brexit.

Y también a la presidenta de la Reserva Federal (Fed), Janet Yellen, pero con los mercados del Viejo Continente ya cerrados. Desde Link Securities creen que a la espera de lo que pueda decir “el crecimiento económico estadounidense y global, sobre la marcha de la inflación y sobre sus próximos pasos (tipos y balance), es muy probable que los inversores opten por la prudencia y se mantengan al margen del mercado. Es por ello que esperamos una sesión tranquila en Europa, en la que los índices se moverán en un estrecho intervalo de precios”.

Vea también: Cartera USA | La tendencia alcista pierde apoyos

Finalmente, en otros mercados el petróleo intenta recuperar posiciones, a vueltas con el exceso de oferta con la producción estadounidense al alza y la incapacidad de los recortes de lo OPEP de hacer frente a la misma. A pesar de las dudas, y tras las fuertes caídas previas, el Brent logra superar los 46 dólares; mientras que el West Texas se alza sobre los 43.

Por su parte, el oro repunta sobre los 1.250 dólares la onza. Goldman Sachs se ha mostrado optimista respecto al 'metal precioso', y cree que podría cotizar bastante por encima de estos precios para finales de año. Justifica sus buenas perspectivas en tres factores: retornos menores en las acciones americanas, que deberían llevar a posturas defensivas de los inversore; aceleración del PIB de las economías emergentes añadirá capacidad de compra a aquellas que son propensas al consumo de oro; y que espera que la oferta de las minas llegue a su máximo en 2017.

Vea también: Bolsa alemana: apalancada al ciclo global