La bolsa española recuperaba a mediodía parte del terreno perdido en el inicio de la sesión y caía únicamente 0,02%, en una jornada en la que los inversores no se atrevían a tomar posiciones. A las 12.00 horas, el Ibex-35 se establecía en 12.947 puntos, después de cerrar ayer con su récord de todos los tiempos, 12.950 puntos, 133 por encima de su anterior máximo, los 12.816 puntos de marzo del 2000.
La bolsa española recuperaba a mediodía parte del terreno perdido en el inicio de la sesión y caía únicamente 0,02%, en una jornada en la que los inversores no se atrevían a tomar posiciones. A las 12.00 horas, el Ibex-35 se establecía en 12.947 puntos, después de cerrar ayer con su récord de todos los tiempos, 12.950 puntos, 133 por encima de su anterior máximo, los 12.816 puntos de marzo del 2000.