El selectivo del contínuo español logra dejar atrás los números rojos que hemos visto desde el inicio de la sesión y se revaloriza un 0,16 por ciento. Se coloca, de este modo, en los 14.872 puntos, gracias al tono positivo de Santander, Telefónica o Repsol. El rebote de buena parte de las constructoras consigue contrarrestar el mal día de Iberdrola, que se deja un 1,77 por ciento, tras anunciar la compra de Energy East en EE.UU.