El Ibex 35 terminó hoy la jornada con un leve retroceso del 0,12% que permitió al selectivo madrileño quedarse a las puertas de los 10.700 puntos, gracias al empuje de las empresas del sector de la energía. Tras llegar a caer más de un 1% y colocarse en 10.500 puntos en un momento de la negociación, el Ibex echó el cierre en 10.695,5 enteros, tras oscilar entre el terreno negativo y el positivo en los últimos minutos de la sesión.
En una jornada huérfana de referencias macro, las empresas del sector de la energía cosecharon ganancias en todas las bolsas mundiales, coincidiendo con la publicación del descenso de las existencias de crudo en Estados Unidos, lo que inmediatamente disparó los precios de los futuros del petróleo.

Endesa, Enagás y Gas Natural ocuparon los tres primeros puestos del ranking de mayores ganancias en el selectivo madrileño, con subidas del 1,33%, 1,28% y 1,03%, respectivamente.

No obstante, los retrocesos de 'blue chips' como Telefónica (-0,18%), Santander (-0,30%), BBVA (-0,26%) y de otros 18 valores del selectivo hicieron que el índice terminara en 'números rojos'.

Los tres mayores retrocesos de todo el índice fueron para Telecinco (-1,99%), Abengoa (-1,39%) y Ferrovial (-1,29%).

En el mercado de divisas, el euro retrocedió posiciones respecto al dólar, y al término de la sesión el cambio entre las dos monedas quedó establecido en 1,4219 'billetes verdes'.