Descensos en las Bolsas europeas, tras un dato de comercio peor de lo esperado y en ausencia de mayores referencias de calado para los mercados. El Ibex se aleja de la cota de los 10.700 puntos. Mientras, el euro escala sobre los 1,18 dólares. Y el crudo, por su parte, cede ligeramente por encima de los 52 dólares el barril de Brent.

El Ibex abre con caídas del 0,10%, hasta los 10.665 puntos. ArcelorMittal y Meliá lideran los descensos, mientras que Grifols y Enagás encabezan las alzas. Continúan las informaciones en torno a los litigios por la resolución de Banco Popular. Según Expansión, los accionistas reclaman una compensación de entre 0,69 y 1,85 euros por título. Por su parte, Aena vuelve a ser objetivo de los analistas y esta vez en positivo: Morgan Stanley sube su precio objetivo hasta los 164 euros, desde los 159 previos.

Recogida de beneficios también en el resto de Europa en una jornada marcada por los datos comerciales de China, cuyas exportaciones crecieron un 11,2% en julio (frente al 17,3% de junio) y Alemania (caen por primera vez en 2017, un 2,8%). Recordar que el dato de producción industrial germana que se conoció el lunes también decepcionó al mercado.

“La demanda global sigue siendo positiva, pero puede que no sea tan fuerte como se pensaba inicialmente, lo que podría ser una preocupación más adelante si sugiere un cambio de tendencia”, apunta Michael Hewson, analista principal de CMC Markets UK.

Vea también: Técnicas Reunidas: mal performance, ¿momento de entrar largos?

Desde Link Securities, no obstante, no creen que estos indicadores “muevan a los índices bursátiles”, y apuntan al plano empresarial, pues aunque casi se puede dar por terminada la temporada de presentación de resultados, este martes “nos ofrece un poco más de actividad, con Deutsche Post, Standard Life o Walt Disney”.

Añaden asimismo que “habrá que estar atentos a las noticias que lleguen de la reunión de la OPEP y sus socios ‘no OPEP’ en cuanto a posibles medidas para conseguir un mejor cumplimiento del acuerdo de reducción de la producción de crudo”. De momento, el petróleo cede posiciones ligeramente sobre los 52 dólares el barril de Brent y los 49 el West Texas.

Con todo, la firma espera una jornada con “volúmenes de contratación cortos, en una sesión en la que de no producirse noticias inesperadas, será de transición. No obstante, señalar que el bajo volumen de contratación sí puede provocar una mayor volatilidad en los índices en un momento dado”.

Vea también: Seguimos pendientes de soportes clave pese a la semana de estabilización

La atonía de Europa contrasta con la fortaleza de Wall Street, con Dow Jones encadenando nueve máximos consecutivos, y S&P 500 y Nasdaq también en niveles récord. Hewson, escéptico, habla de “recoger centavos delante de una apisonadora” ante la escalada de la Bolsa neoyorquina.

Finalmente, en otros mercados, el euro retoma las alzas frente al dólar y supera los 1,18 dólares. El presidente de la Fed de St. Louis, James Bullard, señalaba este lunes que no hay necesidad de modificar los tipos en el corto plazo, pues es improbable que la inflación aumente significativamente a pesar de la mejora del mercado laboral. 

Vea también: Los bancos europeos siguen a la vanguardia