El selectivo español amplía los descensos en la media sesión, perdiendo el nivel de los 10.100 puntos. La mayor subida es la de IAG, mientras que el mayor descenso es el de Endesa, tras presentar sus cuentas. El resto de principales bolsas europeas también bajan, con el euro por debajo de los 1,19 dólares al tiempo que caen los precios del petróleo antes de conocerse la decisión del presidente Trump sobre la salida de EEUU en el acuerdo nuclear con Irán.

El Ibex 35 baja un 0,40%, hasta los 10.099,6 puntos, en la media sesión.

“El selectivo cotiza por debajo de su punto pivote, dentro de un rango lateral entre los 10.108 y los 10.173 puntos. Las rupturas por la parte inferior del rango podría precipitar mayores caías hasta los 10.093 y los 10.065 en extensión. En cambio, un cierre de vela de 30 minutos por encima de los 10.173,6 aumentarían las probabilidades de que el índice se pudiera acercar al entorno de los 10.200 puntos”, explica el analista de IG, Sergio Ávila.

Dentro del indicador, la mayor subida es la de IAG, que avanza un 1,72%, por delante de Indra, que repunta un 1,15%, y de Grifols, que se revaloriza un 0,70%.

En la parte contraria, el mayor descenso es el de endesa, que cae un 2,01%, por delante de Red Eléctrica y de Bankia, que se dejan un 1,74% y un 1,51%, respectivamente.

Los descensos de Endesa se producen tras haber publicado un beneficio neto de 372 millones de euros, lo que supone un 47% más que el mismo período del año pasado. “La subida desde el 8 de marzo anticipaba unos buenos resultados para la compañía y hoy vemos una recogida de beneficios con una vela bajista que en caso de cerrar en los niveles actuales supondría una envolvente bajista que englobaría el movimiento de las últimas seis sesiones. La compañía cotizaba muy por debajo de su nivel de soporte S3 localizado en 19,44 euros”, indica Ávila.

Todos los bancos del Ibex 35 registran descensos. Además de Bankia, bajan Sabadell, un 0,42%; Santander, un 0,89%; Bankinter, un 0,55%; BBVA, un 0,71%; CaixaBank, un 0,88%.

En cuanto al resto de pesos pesados del indicador, Telefónica sube un 0,34% e Inditex, un 0,04%, mientras que Iberdrola retrocede un 0,40%.

En el mercado continuo, la mayor subida es la de Oryzon, que avanza un 9,85%, mientras que el mayor descenso es el de Duro Felguera, que se deja un 4,12%.

El resto de las principales bolsas europeas también retroceden, en una sesión en la que la atención estará en la decisión de Estados Unidos sobre su permanencia o salida del acuerdo nuclear con Irán.

Fráncfort pierde un 0,58%; París, un 0,56%; Londres, un 0,01%, y Milñan, un 2,32%. El Euro Stoxx 50 se deja un 0,60%.

De confirmarse su la salida de EEUU en el acuerdo nuclear, Trump reanudaría sus sanciones económicas al país, lo que se podría traducir en un repunte adicional en el precio del petróleo, “que se sitúa ya en máximos de noviembre de 2014 tras subir un 14% en 2018, también impulsado por los problemas de producción en Venezuela y por la presión de Arabia Saudí para alcanzar un precio del barril Brent de 80 dólares, explican desde Renta 4.

“La presión al alza sobre el precio del crudo supondría un riesgo para el crecimiento económico y para una inflación americana que ya se encuentra en su nivel objetivo y podría obligar a la Fed a acelerar su programa de retirada de estímulos”, advierten.

En la media sesión, el petróleo Brent de referencia en Europa cae un 1,06%, hasta los 75,42 dólares.

En la misma línea, los expertos de Bankinter subrayan que la clave de la jornada es la decisión que Trump adopte acerca del acuerdo nuclear con Irán que se anunciará hoy a las 20:00h.

“Esta decisión es relevante porque si Trump decide recuperar las sanciones a Irán y aplica nuevamente restricciones a las exportaciones de petróleo iraní, el precio del crudo seguiría escalando por encima de 70 dólares barril, Este mayor precio favorecería a las compañías petroleras pero elevaría las expectativas de inflación y penalizaría los bonos, con la TIR del TNote a niveles aún más cercanos a 3,0%”, explican.

En el mercado de divisas, el euro vuelve a retroceder frente al dólar y se intercambia a 1,187 billetes verdes, “una depreciación de la divisa europea que debería permitir un mejor comportamiento relativo de las bolsas europeas vs americanas”, según la opinión de los analistas de Renta 4.