La bolsa española descendió hoy un 0,38%, a la espera de la reunión de mañana de la Reserva Federal de Estados Unidos, en la que podrían aclararse los próximos movimientos de tipos de interés en la primera economía mundial.
Además de la necesidad de consolidar niveles para atacar de nuevo los 12.300 puntos, la bajada de hoy estuvo propiciada por la subida del precio del petróleo -al cierre de la bolsa cotizaba a 64,51 dólares por barril- y por el mal dato de confianza alemán, que cayó hasta el nivel más bajo en siete años. Tampoco ayudó la bolsa neoyorquina, que inició la sesión levemente a la baja, lo que consolidó las tendencias bajistas de todas las grandes plazas europeas. Fráncfort perdió el 0,89%, Londres descendió el 0,99% y París se dejó el 0,60%. Ante tan pocas alegrías, sólo Telefónica acabó la sesión con ganancias (del 0,08%) entre los "blue chips", ya que el Santander retrocedió el 0,41%; el BBVA, el 1,17%; Endesa, el 0,94%; Iberdrola, el 0,13%, y Repsol YPF, el 0,41%.