Además de la necesidad de consolidar niveles para atacar de nuevo los 12.300 puntos, la bajada de hoy estuvo propiciada por la subida del precio del petróleo -al cierre de la bolsa cotizaba a 64,51 dólares por barril- y por el mal dato de confianza alemán, que cayó hasta el nivel más bajo en siete años. Tampoco ayudó la bolsa neoyorquina, que inició la sesión levemente a la baja, lo que consolidó las tendencias bajistas de todas las grandes plazas europeas. Fráncfort perdió el 0,89%, Londres descendió el 0,99% y París se dejó el 0,60%. Ante tan pocas alegrías, sólo Telefónica acabó la sesión con ganancias (del 0,08%) entre los "blue chips", ya que el Santander retrocedió el 0,41%; el BBVA, el 1,17%; Endesa, el 0,94%; Iberdrola, el 0,13%, y Repsol YPF, el 0,41%.