La renta variable española arranca el día con nuevos retrocesos que le llevan a perder el nivel de los 14.7000 puntos. Se coloca en los 14. 672, al ceder un 0,6 por ciento. La creciente rentabilidad de los bonos, lo que anticipa subidas de tipos, sacude de nuevo a la bolsa. Los sectores más sensibles a este escenario: constructoras, inmobiliarias y bancos se colocan entre los más perjudicados. Inditex, que ha presentado resultados, lidera los repuntes, con alzas de más del uno por ciento.
Las ventas se imponen otra jornada más en la bolsa española. Ventas del 0,6 por ciento para el selectivo del contínuo, que los expertos explican por dos factores: por la bajada de los bonos y por un movimiento de imitación a lo ocurrido anoche en Wall Street. Por eso, a juicio de Alejandro Varela, gestor de fondos de Renta 4, “todo dependerá de lo que hagan los bonos y, en la medida en que se estabilicen, marcarán la pauta para que las bolsas se tranquilicen y comiencen a subir”. Varela entiende que lo mejor en este momento de mercado es “mantener la calma y pensar más en el medio, que en el corto plazo”. (*)