El Ibex comienza la jornada con un retroceso del 0,10% hasta los 15.188 puntos con la mayor parte de las compañías “sin energía” ni en las subidas ni en los descensos. ACS, que ha sido suspendida de cotización antes de la apertura del mercado y Zeltia como gran valor protagonista tras la aprobación del Yondelis, marcan la evolución de los primeros minutos de la jornada.
Parece que el Ibex quiere irse de fin de semana en la indefinición y cede en la apertura un 0,10%. La mayor parte de las compañías del selectivo cotizan con descuentos en los primeros minutos de negociación, con ACS suspendida de cotización tras la colocación por parte de Morgan Stanley de 10.4 millones de acciones de la compañía. Los expertos manejan la posibilidad de que la colocación en el mercado provenga de la autocartera de la compañía, y no a un accionista que se haya deshecho de su participación porque no tendría sentido una suspensión de cotización. La vuelta al parqué de la compañía será a las 9.30 horas en los 48.09 euros por acción.