El selectivo español ha cerrado la sesión con la mayor caída del año al experimentar el mayor descenso de entre las principales plazas europeas. El mal tono del jueves y los datos de empleo estadounidense han enrarecido el ambiente y los inversores han optado por las ventas. El selectivo ha caído un 1,81% para cerrar en 10.211 puntos.

Ningún valor ha sido capaz de acabar en positivo en este viernes que empezaba con descensos y terminaba con unas caídas más abultadas tras confirmarse el dato de empleo en Estados Unidos.  Tras crearse 200.000 empleos el pasado mes de enero en el país y confirmarse un alza de los salarios del 2,9%, todo parece indicar que finalmente las presiones inflacionistas en el país podrían obligar a la Reserva Federal (FED) a acelerar el proceso de normalización monetaria y subir más de lo previsto los tipos de interés. Hace ya días que muchas firmas de análisis hablan del riesgo de sobrecalentamiento de la economía americana, alimentada, además, por la reforma fiscal y la promesa del plan de inversiones en infraestructuras.

Pero la jornada no empezaba bien en el resto de Europa, sobre todo por la publicación de resultados importantes como el de Deutsche Bank en Alemania, que ha presentado unas pérdidas mayores de las previstas. El DAX abandona así la cota de los 13.000 puntos.

En España hemos desayunado con las cuentas de Caixabank y Banco Sabadell. Las primeras han decepcionado. El banco ganó 1.684 millones de euros en 2017, un 60.9% más que el ejercicio anterior, aunque menos de lo esperado por los expertos de Reuters, que manejaban una previsión de 1.840 millones de euros. Tampoco han gustado las cifras de Sabadell, que aumentó sus ganancias en un 12,8%, hasta 801,5 millones de euros. Tampoco han gustado, a pesar de estar en línea con el consenso.

En este contexto todo el Ibex ha terminado dominado por las ventas. DÍA y Arcelormittal han sido las compañías que peor lo han hecho durante la sesión, al ceder un 3,57% y un 3,89%. Aunque el rojo ha sido el color que ha teñido a casi todo el selectivo. Entre las grandes, Banco Santander ha cedido un 1,46%, BBVA se ha dejado un 1,39% y Telefónicaha acabado con un descenso del 1,77%.  Eso a pesar de que Morgan Stanley sigue viendo un potencial cercano al 25% para la operadora que preside José María Álvarez-Pallete.

Sin embargo, desde el punto de vista corporativo, la noticia ha sido la salvación, casi in extremis de la OPV de Metrovacesa. La inmobiliaria de Santander y BBVA saldrá a cotizar un día después de lo previsto, el próximo día 6 y estará valorada a 16,5 euros por acción. El valor mínimo de la segunda banda de valoración de la compañía. A estos niveles, la empresa estará valorada en 2.502 millones de euros. Habrá que estar pendientes a su estreno el martes.

Desde el lado de la economía, el mes de pasado se saldó en España con 63.747 parados más. Se trata del mayor aumento del número de desempleados en un enero desde 2015. Eso sí, el país ha mejorado su previsión de crecimiento para este año hasta el 2,5%.

Fuera de España hoy destaca el hundimiento continuado del bitcoin que ha llegado a perder la cota de los 8.000 dólares, muy lejos de aquellos casi 20.000 dólares que tocó a mediados de diciembre.  Es el nivel en el que estaba la criptodivisa en noviembre del año pasado.

La fortaleza de los datos en Estados Unidos ha tenido, por supuesto, su efecto en el mercado de divisas. El dólar se ha fortalecido y ha llevado al EURUSD hasta 1,2445 unidades.

Pero, sobre todo, ha tenido impacto en el mercado de la renta fija. El bono americano a 10 años ha aumentado la rentabilidad hasta niveles de hace cuatro años al tocar el 2,84%.

Bonos

En el mercado de materias primas, el oro cotiza en 1.345 dólares la onza y el Brent se mueve en 68,1 dólares el barril.