Alegría en la renta variable europea. El Ibex 35 consigue cerrar la sesión con una subida del 1,6% que le lleva a los 8.712 puntos. Una revalorización que tuvo mucho que ver con la alegría insuflada por el BCE, que bajó los tipos de interés en 25 puntos básicos, y la subasta de deuda española, por la que el Tesoro consiguió colocar cerca de 4.500 millones de euros. En el plano negativo, el paro que volvió a subir. Todo ello con un mercado de divisas que favoreció al euro, que alcanzó los 1,38 dólares.
La vorágine llegada de Grecia quedó empañada por la sorpresa que dio Mario Draghi al bajar los tipos de interés en 25 puntos básicos. Juan Pedro Zamora, de XTB reconoce que “es bueno para el mercado una bajada en el precio del dinero pero también el freno que ha tenido el referéndum en el mercado”. Y es que parece que los líderes siguen presionando, y mucho, a Papandreu. Las últimas declaraciones del presidente heleno dejan en evidencia que sigue en pie el referéndum y que un rechazo al mismo supondrá el inicio de la salida de la Eurozona “porque pertenecer al Eurogrupo es una estaca”, reconoce el mandatario.

Con Grecia o sin ella, los mercados optaron por obviar los dimes y diretes que llegan de los líderes políticos y se movieron con subidas. El Ibex 35 sumó un 1,6% y acabó en los 8712 puntos después de un inicio de jornada en la que el selectivo español perdió los 8500 puntos tras conocer el dato de paro, que subió en 134.182 personas en el mes de octubre. Eso sí, la nota positiva en nuestro país llego de la mano del Tesoro Español que consiguió colocar cerca de 4.500 millones de euros – el máximo previsto- en letras a un interés del 4,8%. El resto de plazas  europeas también consiguieron subir al cierre de la sesión: el DAX sumó un 3% y cerró en los 6100 puntos.El CAC-40 subió cerca de un 3% y se mantuvo en torno a los 3195 puntos mientras que el Eurostoxx elevó en algo más del 2,7% su cotización, en los 2354 puntos.

Abengoa versus Sacyr

Abengoa terminó la sesión como valor más alcistas y, al ritmo del 5,69%, cerró en los 17,18 euros. Ebro Foods e IAG consiguieron revalorizarse por encima del 4% con lo que mañana  comenzarán a cotizar en los 14,75 euros y los 1,95 euros.

El sector financiero consiguió invertir su tendencia pero no brilló con demasiadas subidas. Banco Sabadell subió un 0,2% y cerró en los 2,50 euros. Bankia sumó un 0,03% en tanto que Bankiter subió un 1,96% y cerró en los 4,25 euros. Los grandes bancos consiguieron subir con más brío: BBVA superó el 2% de revalorización y marcó los 6,29 euros mientras que Banco Santander subió un 1,21%, comprando sus títulos a 5,87%.

Del resto de pesos pesados, sólo Repsol fue el valor que cerró en números rojos. De hecho, la petrolera se dejó un 0,69% y cerró en los 21 euros. Telefónica se decantó por subidas de más del 1,6% y cerró en los 15,18 euros en tanto que Iberdrola se animó con un 1,93%, hasta los 5,06 euros.

En terreno negativo acompañaron a la petrolera, Sacyr Vallehermoso que, al ritmo del 0,35%, vendió sus títulos por 4,82 euros mientras que Mapfre y Grifols descontaron un 0,19% y un 0,08% respectivamente de su cotización.