Después de la tempestad, llega la calma. Y en forma de recortes llega hoy al mercado español tras la euforia que mostró ayer su principal indicador, el Ibex 35. Con una caída del 0.84%, la bolsa española alcanza los 14.602 puntos y muy pendiente de la información que puedan dar los Bancos Centrales, tras la importante inyección de liquidez que volvieron a aportar ayer a los mercados financieros.
Tal y cómo han pronosticado los expertos, todavía existen dudas de que la crisis subprime en Estados Unidos se traslade a Europa, y eso es lo que están descontando los mercados. El Ibex 35 sufre un retroceso del 0.78% en los primeros minutos de negociación y se coloca en los 14.602 puntos, después de que ayer superara la barrera de los 14.700 puntos al cierre. El resto de bolsas europeas cotiza con el mismo tono: el FTSE se deja un 0.7%, el DAX un 0.68% mientras que el CAC-40 se coloca como el más penalizado al acercarse al punto porcentual de retroceso.