Continúan las ventas en Europa. La renta variable española se queda sin fuerza para remontar a media sesión y sucumbe a los números rojos. El Ibex 35 se anota una caída que roza el punto porcentual con la que pierde el nivel de los 10.800 puntos. Y es que las compañías ligaras a las materias primas son las más penalizadas en una jornada en la que el precio del crudo corrige hasta el entorno de los 70 dólares. Mientras, el euro-dólar se cambia por 1,439 unidades.
Los inversores europeos acrecientan las pérdidas. El selectivo español, a diferencia de a lo que nos tenía acostumbrados en las últimas jornadas, no remonta tras un comienzo volátil en el que se han impuesto los números rojos. Y es que a los inversores no parece convencerles el descenso del paro en nuestro país que, por tercer mes consecutivo cae –esta vez en 20.794 personas-. Tampoco el aumento de afiliados a la seguridad Social –ganó 45.568 cotizantes en julio – contenta a un mercado que acaba de conocer el descensos interanual del 6,6% de los precios de producción industrial de la zona euro, su mayor caída desde 1996. Ante ello y con la vista puesta en los resultados empresariales de algunas de las grandes entidades bancarias europeas –BNP Paribas aumenta su beneficio neto un 6,6% en el segundo trimestre mientras que UBS anuncia pérdidas de 1.400 millones de francos suizos- el resto de plazas europeas agilizan las ventas. El Dax alemán se deja un 0,91%, el Cac 40 de parís cede un 0,77%, el FTSE100 pierde un 0,69% mientras el Eurostoxx 50 baja un 0,70%.

Con un parqué prácticamente teñido de rojo, gran parte de las miradas del mercado se dirigen al sector bancario al que no le sientan demasiado bien los resultados que llegan desde Europa. BBVA es la entidad más penalizada del selectivo al caer un 2,07% mientras Santander se deja un 0,75% después de que Unipol niegue contactos con la entidad presidida por Emilio Botín para vender su filial bancaria. Entre la banca mediana, Bankinter pierde un 1,10%, Banesto cede un 1,55%, Banco Popular cae un 1,01% y Sabadell cotiza con una caída del 0,85%.

No obstante, las compañías ligadas a las materias primas son las más penalizadas de la sesión pese a haber protagonizado los mejores comportamientos en la jornada anterior. Es el caso de Arcelormittal que encabeza la tabla con caídas superiores al 3%, seguida de Acciona que baja un 2,18%, Acerinox pierde un 0,95%, Gamesa cede un 2,02% y Abengoa lo hace un 1,28%. Los títulos de Repsol YPF son penalizados por el mercado con caídas superiores al punto porcentual.

Ventas también en el resto de pesos pesados, Iberdrola cae un 0,08% y Telefónica se deja un 0,94% pese a que Goldman Sachs eleve el precio objetivo hasta los 19,5 euros con la recomendación de neutral.

Pocos valores en positivo, tan sólo Indra se libra de los descensos, suma un 0,98%, acompañada por Endesa que repunta un 0,08%, Enagás rebota un 0,26% e Iberia que gana un 0,23%.


Dentro del mercado continuo, los títulos de AISA son los más penalizados, caen más de un 6%, seguido de Tubacex que cotiza con caídas que rondan el 4% tras anunciar una pérdida de 9,7 millones de euros en el segundo trimestre el ejercicio debido a un fuerte descenso en su cartera de pedidos. Ventas también para Vidrala, se deja un 0,27%, después de dar a conocer la caída del 2,5% de su beneficio neto durante los seis primeros meses del año. Del lado de los avances, Inypsa se anota un 7% de revalorización, seguido de Lingotes, sube un 6,56% y Vocento suma un 3,33%.