Tubacex ha anunciado hoy que entró en pérdidas en el segundo trimestre debido a un fuerte descenso en su cartera de pedidos que obligó al grupo de tubos de acero a ajustar su capacidad.
La compañía con sede en el País Vasco dijo en una nota a la Comisión Nacional del Mercado de Valores que registró una pérdida neta de 9,7 millones de euros en el segundo trimestre, en comparación con el beneficio de 28 millones de euros anotado en el mismo periodo del año anterior.

El fuerte descenso de las inversiones en el sector energético, donde Tubacex dirige el grueso de su producción, llevó a un descenso del 32% en las ventas del grupo hasta 239,3 millones de euros en el segundo trimestre.

Por su parte, el resultado bruto de explotación (Ebitda) cayó hasta 3,2 millones de euros en comparación con 54,2 millones de euros registrados en el segundo trimestre de 2008.