La Bolsa española se mantenía indecisa a mediodía, cuando subía el 0,02%, después de que el presidente del Banco Central Europeo (BCE), Jean-Claude Trichet, dijera que persisten los riesgos inflacionistas a medio plazo en la zona euro.
Así, sobre las 12.00, su principal indicador, el Ibex-35 se anotaba 2,8 puntos, el equivalente al 0,02%, y se situaba en los 14.326 enteros, mientras que el Indice General de la Bolsa de Madrid subía el 0,03% y el tecnológico Nuevo Mercado ganaba el 1,93%. Con el barril de petróleo brent ligeramente al alza, el resto de grandes plazas europeas seguía caminos dispares tras oscilar entre las pérdidas y las ganancias a lo largo de la mañana. Al mediodía, Fráncfort cedía el 0,06%, Londres ganaba el 0,3%, París perdía el 0,21% y Milán ganaba el 0,25%. Ante la comisión de Asuntos Económicos y Monetarios del Parlamento Europeo, Trichet, consideró "crucial" que los incrementos salariales tengan en cuenta el elevado desempleo y la evolución de la productividad, al tiempo que destacó la fortaleza del crecimiento en la eurozona y opinó que se dan las condiciones para que la actividad continúe aumentando de manera sólida. Tras estas palabras, los inversores se mantienen a la espera de conocer los resultados de la reunión del comité abierto de la Reserva Federal estadounidense sobre política monetaria, así como las reservas de crudo semanales.