Tocan compras o, al menos, es lo que avanzan los futuros europeos en la preapertura. El selectivo nacional cotiza a esta hora semiplano, aún por encima de los 7.700 puntos, aunque no deja de deslizarse peligrosamente hacia los 7.640 enteros, mínimo de este año. Con Alemania contagiada por la crisis de deuda, el bono español a diez años se mantiene en el 6,65%, pero es que países como Bélgica sufren un incremento del 8% y se colocan ya rozando el 5,5%. Veremos que sucede con Wall Street cerrado por el ‘Día de Acción de Gracias’.

A falta de algo menos de media hora para la apertura, el Ibex 35 rebota ligeramente por encima del 0,4% y se coloca cerca de los 7.800 enteros. En Europa los futuros avanzan ganancias similares, entre un 0,1% y el medio punto porcentual en el Eurostoxx50, el Dax alemán y el Cac francés.

Todo después de un cierre bajista en Asia donde el índice Nikkei de la Bolsa de Tokio se coloca en su nivel más bajo de los últimos dos años y medio tras registrar una caída del 1,8%. Wall Street ayer no se quedó atrás y todos sus índices se desplomaron en el entorno del 2% dando paso en lo que todo apunta a una jornada de compras en Europa.

La crisis de deuda ha llegado también a Berlín donde Angela Merkel se ha visto obligada a tragar saliva antes de volver a hablar. Alemania colocó el 65% de los 6.000 millones de deuda pública que tenía previsto porque no resulta interesante para los inversores la rentabilidad que ofrecen sus bonos frente, por ejemplo, a los españoles. Precisamente, el bono a diez años español se coloca en el 6,65% relativamente estable respecto a la última subasta en la que rozó el 7%; el italiano se encuentra en el 6,97%, pero es que países como Bélgica colocan ya su deuda pública para la próxima década con una rentabilidad del 5,48%.

Merkel llora, además, porque desde la Unión Europea parecen estar algo cansados de su pesimismo. El presidente de la Comisión Europea, José Manuel Durao Barroso, ya ha dicho que, al menos, se debería contemplar un debate de los eurobonos.

La prima de riesgo, por su parte, abre contenida este jueves por debajo de los 450 puntos básicos. Mientras el euro que ayer se colocaba en el 1,33, rebota ligeramente esta mañana hasta el 1,34 y la cosa hoy pinta estable por el cierre de la Bolsa de Nueva York.