El Ibex 35 despide la jornada en positivo. Una revalorización del 1.7% que le llevó a los 7119 puntos en una jornada donde los resultados empresariales llegaron de la mano del sector financiero – Bankinter y BBVA- y con la vista puesta en las constructoras, después de que OHL se haya hecho con el 10% de Abertis. En el mercado de deuda, la prima de riesgo se relaja al borde de los 400 puntos básicos con el euro cediendo hasta la zona de los 1.32 dólares.
 Jornada de rebote…y de resultados empresariales en la renta variable española. El Ibex 35 despidió la sesión + por segundo día consecutivo- con una revalorización del 1.7% que le llevó a los 7.119 puntos. Una revalorización que se produjo gracias al avance de entidades como Bankinter que sumó un 6.6% y cerró en los 3.33 euros, después de anunciar un beneficio neto de 49.45 millones de euros en el primer trimestre, una cifra que supone un 1.81% más que la publicada hace un año. Algo menos lúcidos fueron los resultados de BBVA. La compañía tuvo un beneficio neto atribuído de 1005 millones de euros en el primer trimestre del año, un 12.6% menos que el obtenido en el mismo período del año anterior. La entidad que preside Francisco González subió un 2.21% y alcanzó los 5.26 euros.

Sector de la construcción, cara y cruz

Sin embargo, los mayores avances de la sesión se los llevó FCC. La constructora subió un 7.4% y cerró en los 13.45 euros. A pocos pasos, ACS subió un 6.7% y marcó en los 14.40 euros su último precio. La compañía se ha visto envuelta en la operación Abertis-OHL, después de que la concesionaria de autopistas se ha hecho con el control de las autopistas brasileñas y chilenas de OHL a cambio del 10% de su capital. Con ello, ACS reduce también su participación en Abertis del 10% al 4,5%. Los títulos de Abertis repuntuaron un 3.6%- hasta los 11.56 euros – mientras que OHL cotizó en negativo al perder un 3.9%, hasta los 20.16 euros.

En números rojos también cotizaron Inditex, con una penalización del 1.4% - hasta los 67.64 euros –y Grifols, que elevó hasta el 0.8% su caída, hasta los 18.42 euros.

Ebro Foods registró un beneficio neto de 32,26 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone un aumento del 0,3% respecto al mismo periodo del año anterior, en un entorno de debilidad de consumo y crisis económica más agudizado que hace un año. La compañía consiguió elevar en un 3.5% su precio, hasta los 13.42 euros.