El Ibex 35 quiere mantener los 15.400 puntos y de momento lo ha logrado, aunque no sin esfuerzo, a pesar de contar con la ayuda de Wall Street, que desde los primeros minutos ha celebrado las cuentas publicadas por Apple y DuPont. El selectivo ha recuperado un 0,66% hasta los 15.429 puntos al cierre, gracias al empujón de constructoras y Acerinox(+5,99%). Todos valores directores terminaron en positivo, pero con avances moderados y la única excepción de Telefónica y Repsol YPF, que cedieron terreno. Los inversores despiden así una sesión sin referencias en las que fijarse más allá de recomendaciones y una de ellas ha impulsado de nuevo la cotización de Vueling, que ha sobrevolado nuestra renta variable después de que Goldman Sachs rectificara su precio objetivo. En el mercado de divisas el euro se coloca en los 1,425 dólares, mientras que el barril de crudo tipo West Texas cae hasta los 85 dólares.
El petróleo y el euro dan una tregua y el interés de los inversores se fija en la renta variable. Los avances son generalizados en toda Europa, gracias a los buenos resultados publicados por algunas compañías estadounidenses y europeas -léase BP, Prudential y Schneider- y por la senda alcista iniciada por Wall Street desde el comienzo de la jornada. El Ibex 35 ha terminado en los15.49,60 puntos, después de sumar un 0,66%. Gráfico Ibex 35