Los inversores apartan el denominado 'fiscal cliff' estadounidense, para llevar el foco, de nuevo, sobre Europa. Se duda de la capacidad de Grecia para pagar sus deudas tras el último recorte aprobado el domingo de 9.500 millones de euros, de ahí el salto de la prima de riesgo por encima -de vuelta- de los 450 puntos básicos. La corrección vuelve a los mercados y el Ibex 35 decide mantener el soporte del 7.500, con caídas contenidas y a las que el Banco Popular y la buena acogida de su ampliación no ha podido hacer sombra. BBVA aguanta los 6 euros, ¿con el Santander camino de 5 euros?

La radiografía del mercado muestra a dos bolsas que ni se mueven, caso del Dax Xetra germano y del Footsie londinense que cierran sobre plano; mientras que las pérdidas se ceban con el selectivo español y pasan de soslayo por París. En la apertura semanal del mercado estadounidense, Wall Street rebota ligeramente en un intento por recuperar los importantes soportes perdidos la semana pasada y que pasan por los 1.395/1.391 puntos del S&P 500. 

Con la atención centrada en una nueva legislación para evitar los desahucios en nuestro país, los inversores castigan a la banca que se coloca a la cabeza de las pérdidas. No así el Banco Popular para el que el recibimiento ha sido por la puerta grande pues cierra con un repunte del 4,5% hasta los 1,69 euros por acción. Roberto Moro, analista de Apta Negocios, asegura que el valor "sigue manteniendo secuencia de máximos relativos decrecientes y el nivel que le conferiría posible rebote serían los 1.95 euros".  La ampliación de capital, que fue aprobada el sábado por la junta de accionistas del banco con un respaldo del 99,8 %, se hará con derecho de suscripción preferente y la emisión de 6.243 millones de nuevas acciones, tres nuevas por cada una existente, a un precio de 0,401 euros.

Esto supone un descuento del 31,7 % considerando un valor teórico de la acción de 1,118 euros, ya que el valor de los derechos de suscripción se ha estimado en 0,533 euros por título, mientras que el valor excluyendo el derecho se sitúa en 0,585 euros. Una vez finalizada la operación, el capital social del banco estará compuesto por 8.408 millones de títulos.

La entidad presidida por Ángel Ron centra este lunes las recomendaciones de los bróker de la misma manera que lo hace ACS bajo el cartel de 'compra'. La constructora ha presentado hoy sus cuentas con unas pérdidas de 1.099 millones de euros, debido al impacto sobre los resultados de Iberdrola, frente al beneficio de 739 millones de euros logrados en el mismo periodo del año anterior. Los resultados de ACS vuelven a verse lastrados por sus últimos ajustes en Iberdrola. ACS cierra hoy en terreno negativo, con unas pérdidas del 1,60%, mientras que Iberdrola se encuentra en semiplano con una caída del 0,40%. 

Este lunes, PIMCO se ha lanzado de nuevo a hablar de un rescate inminente para nuestro país y ya se sabe que si esas palabras se han pronunciado ha sido porque sus posiciones ya están cubiertas. Así, los bancos corrigen y llevan al Ibex 35 a zona de mínimos tras la caída del 0,90% hasta los 7,567puntos con BBVA que registra una caída del 1,15% hasta el borde de los 6,02 euros por títulos, mientras que el Banco Santander se deja otro 1,22% en 5,433 euros. Bankia, por su parte, a la cabeza de las pérdidas se desploma un 2,57%, al igual que lo hace también el Banco Sabadell con caídas del 1,97%. 

Inditex ha avanzado a última hora de la sesión y pierde del orden del 1,35% en sintonía con los grandes bancos, mientras que dentro de los blue chips Repsol (- 0,86%) y Telefónica (- 0,60%) cierran con pérdidas más moderadas. 


Mercado de deuda

Las consecuencias de una situación de incertidumbre vuelven a verse en el mercado de deuda. La prima de riesgo española rebota este lunes hasta 7 puntos básicos y se coloca en los 454 pb. Por su parte, el bono español a diez años está a las puertas del 5,9% de rentabilidad exigida con una subida del 1.2%. 

Luis Francisco Ruiz, director de Análisis de la Zona Premium de Estrategias de Inversión, asegura que "el mercado presionará a pedir el rescate si la rentabilidad del bono a 10 años regresa al 6,5%. Esto implicaría ver al Ibex 35 en 7.000-6.500 puntos, un punto claro para comprar mercado español apostando por el rescate."