La bolsa española despierta en positivo por el rebote de las constructoras e impulsada por la posibilidad de nuevas operaciones corporativas. No sólo el sector bancario está “en el ojo del huracán”, sino que se siguen produciendo movimientos en torno a Iberia, después de que Caja Madrid haya comprado al BBVA su participación en la aerolínea. El Ibex 35 suma un 0,53 por ciento y se coloca en los 15.622 puntos. El resto de plazas europeas amanecen también en positivo, mientras el cambio euro-dólar se coloca en las 1,4743 unidades, mientras el futuro del crudo ligero estadounidense se acerca a los 95 dólares.
Los inversores se olvidan por momentos del asunto de las hipotecas de alto riesgo y se dejan animar por el buen cierre del Nikkei, que ha terminado en positivo tras publicar el Financial Times que las actas de la última reunión de octubre de la Fed, que se conocerán hoy, revelarán optimismo sobre la economía estadounidense. Pero se centran sobre todo en las noticias empresariales. Noticias que tienen que ver con posibles movimientos, que se ciernen en particular sobre el sector bancario, después de que Crédit Agricole se haya convertido en el primer accionista de Bankinter con un 19,5 por ciento del capital. Los invasores sienten curiosidad por saber dónde fija su mirada el inversor indio Ram Bhavnani ( vendedor de un 15,99 por ciento de Bankinter) y se especula con que el “agraciado” pueda ser el Sabadell. Los títulos de la entidad suman un moderado 0,28 por ciento. Pero el sector bancario también es noticia por el BBVA, que le ha vendido a Caja Madrid su 7 por ciento en Iberia a 3,6 euros por título y el mercado también se pregunta qué hará con ese dinero, sobre todo porque a la entidad presidida por Francisco González tampoco le son ajenos los rumores de “posibles movimientos”. Entre tanto, las acciones del BBVA suman un tímido 0,06 por ciento, mientras que su gran competidor, el Santander gana un 0,62 por ciento. El resto de pesos pesados se mueven en positivo. Así, Telefónica gana un 0,48 por ciento y las de la petrolera Repsol están planas en los 24,88 euros, después de que banco de inversión suizo UBS haya mejorado su consejo sobre la hispano argentina desde vender a neutral. Por lo que toca a la aerolínea Iberia, sus títulos repuntan un 1,41 por ciento, después de que Caja Madrid se haya convertido en la pieza clave para decidir el futuro de la aerolínea, al hacerse contar ya con 17 por ciento de la compañía.