La Bolsa española cedió hoy el 1,72%, lastrada por el desplome de Repsol YPF y el retroceso de la práctica totalidad del Ibex, y en consonancia con el resto de bolsas europeas, en las que no gustó la caída de la confianza del inversor en la economía alemana ni el repunte del crudo.
Así, al final del día y tras cinco máximos consecutivos, su principal indicador, el Ibex-35, se deshizo de 231,3 puntos, equivalentes al 1,72%, y se instaló en los 13.245,3 enteros, con lo que vivió el mayor retroceso desde el pasado mes de junio. Por su parte, el Indice General de la Bolsa de Madrid perdió el 1,55% y el tecnológico Nuevo Mercado el 1,29%. Así, al cierre del mercado madrileño, Fráncfort cedía el 1,15%, Milán el 1,29%, París el 1,10% y Londres el 1,03%, mientras que al otro lado del Atlántico el neoyorquino Dow Jones se dejaba el 0,72%. Desde primera hora de la mañana, los mercados europeos se decantaron por las ventas tras conocer que la confianza del inversor en la economía alemana bajó en octubre, debido a que se espera que en 2007 caiga el poder adquisitivo del consumidor por el incremento del IVA.