El Ibex 35 cae en la apertura de la sesión, perdiendo los 9.800 puntos, conseguidos por el selectivo tras una subida semanal,  que antes del inicio de la jornada era del 2%. Las dudas sobre la cumbre del G7 y las tensiones comerciales, enfrían a las bolsas europeas, que también abren en negativo. Los descensos del jueves en Wall Street tampoco ayudan a la renta variable del Viejo Continente, mientras el euro y el petróleo Brent bajan.

Apertura a la baja en Europa, incluidas las del Ibex 35, tras cerrar ayer de forma mixta, aunque sin apenas cambios respecto al cierre del día anterior, en una jornada en la que no se produjeron grandes noticias que movieran los índices.

Los índices bursátiles estadounidenses también cerraron de forma mixta. El Dow Jones subió un 0,38%, mientras que el S&P 500 perdió un 0,07%. El tecnológico Nasdaq perdió un 0,7% ayer tras haber marcado tres récords históricos consecutivos en las sesiones precedentes.

La agenda del día vuelve a ser ligera, destacando las cifras de producción industrial de abril de Alemania y Francia, así como la balanza comercial de Alemania para el mismo mes. Otra referencia a vigilar será el diferencial de la rentabilidad del bono italiano frente al alemán, que está volviendo a repuntar, ya que, aunque ha quedado descartado que el nuevo Ejecutivo baraje la idea de sacar a Italia del euro, las dudas que plantea su política fiscal no se han disipado.

Por otro lado, hoy comienza la reunión del G7, por lo que es de esperar que las tensiones comerciales entre EEUU y sus aliados sigan dándonos nuevos titulares. Los analistas de Link Securities no esperan “que se produzcan grandes avances en la reunión, que el presidente Trump abandonará antes de que concluya, tras haberse producido un rifirrafe entre el presidente de EEUU, Donald Trump, y sus homólogos francés, Emmanuel Macron, y canadiense, Justin Trudeau, a través de Twitter”

Lo que sí consideran es que el deterioro en las relaciones entre EEUU y sus socios europeos y canadienses sí pese hoy en las Bolsas europeas. Además, además, apuntan que “los inversores se decantarán por la prudencia ante las tres grandes citas de la próxima semana: la reunión entre el presidente estadounidense, Donald Trump, y el líder norcoreano, Kim Jong-Un, el martes; la reunión de la Reserva Federal (Fed) estadounidense el martes y el miércoles; y la del BCE el jueves”.

Los inversores han comenzado a descontar un escenario de progresiva normalización monetaria tras los comentarios del miércoles de varios miembros del BCE, que confirmaron que la próxima semana el banco central podría comenzar a discutir la finalización del programa de compra de bonos que está llevando a cabo –paso previo antes de comenzar a subir los tipos de interés– a pesar de la ralentización del crecimiento económico que están mostrando los últimos datos publicados en Europa y de las dudas que el nuevo Gobierno de Italia plantea a los inversores.

Con todo, las principales bolsas europeas comienzan la sesión en negativo. Fráncfort pierde un 1,14%; París, un 0,68%; Londres, un 0,64% y Milán, un 1,26%. El Euro Stoxx 50 cede un 0,89%.

El euro retrocede frente al dólar y se intercambia a 1,177 billetes verdes.

En el mercado de materias primas, el precio del petróleo Brent de referencia en Europa baja un 0,57%, hasta los 76,90 dólares por barril.

El Ibex 35 pierde los 9.800 putnos pendiente del G7

Por su parte, el IBEX 35 inicia la sesión con un descenso del 0,78%, hasta los 9.751,6 puntos.

Solo un valor del selectivo se libra de los descensos:Grifols, que repunta un 0,12%.

El mayor descenso es el de ArcelorMittal, que se deja un 2,54%, por delante de Aena y Banco Santander, que retroceden un 1,64% y un 1,51%, respectivamente.

En el Mercado Continuo, la mayor subida es la de los títulos A de Abengoa, que suben un 4,65%, mientras que el mayor descenso es el de GAM, que retrocede un 3,81%.

La prima de riesgo española sube hasta los 102,6 puntos básicos, mientras que el interés exigido al bono español a 10 años avanza hasta el 1,468%.

La prima de riesgo española vuelve a subir

Ayer al cierre del mercado se reunió el Comité Asesor Técnico del Ibex 35 para decidir qué compañía entra en el selectivo en sustitución de Abertis y la elegida fue Cie Automotive.

Hoy Telefónica celebra junta general de accionistas. Los analistas de Alphavalue centran la atención en la valoración que hagan de la situación que atraviesa Brasil, de lo que diga sobre la colocación de parte de su filial O2 y la salida a bolsa de su filial argentina. La operadora someterá a los accionistas la aprobación de un dividendo de 0,40 euros por acción para este año, con un primer pago de 0,20 euros el 15 de junio y un segundo de 0,20 euros el 20 de diciembre y un plan plurianual de incentivos en acciones para directivos del grupo.

Iberdrola celebró ayer junta general de accionistas en Boston. Según anunció el presidente de la compañía, Ignacio Galán, la filial estadounidense de Iberdrola, Avangrid, espera invertir 14.400 millones de dólares en su negocio de energía renovable y en las ocho plantas eléctricas o de gas natural con las que cuenta en EEUU entre los años 2017 y 2022. Galán también avanzó que el pay-out prevé incrementarse hasta alcanzar el objetivo de destinar al dividendo entre un 65% y un 75% de los beneficios.

También ayer, el consejo de administración de Sacyr aprobó  expulsar de su consejo de administración a Beta Asociados, la sociedad en la que José Moreno Carretero tiene su 12,5% en la constructora. Moreno fue expulsado del consejo del grupo, al ser acusado de incumplir con "sus deberes legales y estatutarios para con la compañía por difundir públicamente sus deliberaciones y denunciarla ante los tribunales”. Tras su expulsión, la Junta aprobó reducir de 14 a 13 el número de asientos en el consejo, así como la petición de un accionista del ejercicio de una acción de responsabilidad social contra el empresario.

Según publica Expansion, ACS y Atlantia están sondeando al mercado para la venta de Hispasat, tras hacerse con Abertis, y habrían fijado una valoración mínima de 1.300 millones de euros. Este precio está sensiblemente por encima de los 1.149 millones que Abertis pactó con Red Eléctrica para el traspaso de Hispasat. Y también está por encima de los 1.254 millones de valor que luego le dio Hochtief, filial de ACS.

Según la dirección de TSB, hasta el 35% de los clientes no pudieron utilizar los servicios on line tras la migración de la plataforma tecnológica de Lloyds Banking Group a Banco Sabadell. Parece que la situación aún no se ha normalizado completamente. “En el lado positivo, las participaciones en el mercado bancario suelen ser relativamente rígidas y las pérdidas comerciales se compensan en parte con las emisiones de capital. En lo negativo, TSB es un banco “retador” en un mercado altamente competitivo y los organismos reguladores podrían querer dar un ejemplo”, subrayan desde Alphavalue.