El selectivo nacional cierra muy cerca de sus mínimos intradías finalmente en los 7.889 puntos con un recorte del 0,57% en medio de las dudas que reinan en Wall Street tras unos datos manufactureros demasiado 'flojos'. Inditex frena su escalada después de dos jornadas conquistando máximos históricos; Bankia contiene también su desplome continuado a primera hora de la mañana y, mientras, el Eurogrupo vuelve a centrar la mirada de los inversores, sobre todo, en materia bancaria. El único solvente del día ha sido el euro que lleva al dólar al terreno del 1,30 al cambio. 
 
La meridiana claridad con la que se está dibujando el nuevo mapa financiero español parece sólo surtir efecto sobre el mercado de deuda donde la prima de riesgo sigue conteniéndose y ya cae hasta los 376 puntos básicos, 17 menos que en la jornada del viernes. La italiana, atención, que ha perdido la cota de los 300 puntos básicos. Y el bono español a diez años cede un 1,2% hasta una rentabilidad exigida del 5,26%. 

Pero, ¿quién pesa dentro del selectivo? No se libra ni un solo blue chip, aunque lo cierto es que las pérdidas de Inditex, del 1,61%, llevan al título hasta los 103,7 euros después de alcanzar su máximo histórico la semana pasada en 105,6 euros. El bróker de Crédit Suisse ha sido el encargado de echar un jarro de agua fría a la compañía textil a rebajar su recomendación a 'infraponderar'. 

Y, sobre todo, pesa Bankia. El desplome del valor superaba el 16% en los primeros compases de la sesión, aunque finalmente se ha contenido y cierra, aún siendo el farolillo rojo del selectivo, con una caída del 6,69% hasta los 0,669 euros por acción. Hilando con la entidad intervenida, el resto de financieras se tiñen de rojo y, entre los grandes, el Banco Santander se deja un 0,27% y algo más, un 0,37%, lo hace BBVA que partirá mañana desde los 6,5 euros. 

BME daba a conocer esta mañana el volumen de negocio del mes de noviembre y los datos reflejan una huída del parqué madrileño notable. El mes pasado la bolsa española negoció 641.700 millones de euros, lo que representa un 26% inferior con respecto al mismo periodo del año anterior. En este contexto, Telefónica pierde otro 0,40%, mientras que Repsol es el blue chip que menos sufre de la jornada, un 0,12% a la baja. 

Dentro de la parrilla de pérdidas, la banca domina sin ninguna duda. Caixabank es el segundo por la cola con una caída del 2,89%, mientras que el Banco Popular pierde otro 2,65%. 

En verde, defiende el liderazgo Mediaset después de haberse dado a conocer las tasas de pantalla donde la propietaria de Telecinco ha vuelto a ser la cadena más vista durante el mes de noviembre y, a pesar del castigo de la inversión publicitaria, los inversores recompensan al valor con una subida del 6,58%. Le sigue en la zona verde Endesa, que sube un 2,79%, y Acerinox, con ganancias del 2,60%. 

En Europa, los índices cierran a la contra del selectivo y lo hacen con moderadas ganancias del 0,34% para el Cac 40 parisino y del 0,40% para el Dax Xetra germano que, al contrario que el Ibex 35, parece decidido en enfilar resistencias y cotiza ya en los 7.435 puntos. El Footsie londinense, por su parte, rebota un ligero 0,16%, afectado por las pérdidas de la bolsa neyorquina que, tras una apertura en positivo, se ha visto decepcionada por los datos del sector manufacturero.