El selectivo español logra salvar los números verdes en una jornada tibia. La supuesta intervención del mercado de renta fija soberana por parte del BCE trajo algo de confianza al mercado, aunque el interés del bono español a 10 años no baja de sus máximos históricos. También ha infundido esperanzas el nuevo gobierno tecnócrata italiano. Así pues, el Ibex 35 cierra con un avance del 0,81% en los 8.304 puntos. En el mercado de divisas el euro se mantiene en los 1,35 dólares.


La prima de riesgo española por encima de los 450 puntos básicos y con una rentabilidad del bono a 10 años en máximos en el 6.36%, la deuda española espera el importante examen que supondrá mañana la colocación de sus obligaciones con vencimiento a 2021. Ni si quiera la supuesta compra de deuda soberana periférica de Italia y España ha calmado el mercado secundario, aunque sí ha permitido insuflar algo de oxígeno a la bolsa y, en especial, a los bancos. BBVA y Santander vuelven a posicionarse por encima de soportes. La entidad vasca ha subido un 1,78% hasta los 5,9 euros, y Santander un 1,78% hasta los 5,6 euros. Aunque éstas han sido las subidas que más han tirado del selectivo, Abengoa ha sido la acción que ha encabezado las subidas desde primera hora. La compañía cierra con una subida del 6,14% después de presentar unos resultados por encima de expectativas.

En cambio, Mediaset se coloca el cartel de ‘farolillo rojo’ con una caída del 4,11%, seguido de Bankia, que pierde un 1,71%.

En el grupo de los blue chips, Telefónica se apunta un nada desdeñable 1,03% de subida, Iberdrola un 0,15% y Repsol un 0,71%.

En el Mercado Continuo…
Realia
se ha revalorizado un 9,81%, a pesar de que sus beneficios cayeron un 40% hasta septiembre.

Al lado contrario encontramos a Fergo Aisa, que cierra con un descenso del 7,41%.