El selectivo español abre la última sesión de la semana en negativo arrastrado por las expectativas de los tests de stress que se conocerán hoy y por las amenazas de rebaja de rating a la deuda estadounidense. Así pues, el Ibex 35 se deja un 0,42% hasta los 9.558 puntos. En el mercado de divisas el euro retrocede a los 1,41 dólares y, en el de mercado de materias primas, el barril de Brent baja a los 116,11 dólares.


Esta tarde la autoridad bancaria europea dará a conocer los resultados de los tests de stress realizados a las financieras europeas. Un 95% de los bancos y cajas españoles se han sometido a éstas voluntariamente, frente al 65% de media en el Continente y, según filtraciones, 5 cajas y un banco españoles suspenderán. A la espera de conocerse los datos oficiales, los expertos creen que la EBA será más exigente que el año pasado, cuando los bancos irlandeses aprobaron y, poco después, quebraron. Por ello, el sector ocupa la parte baja del Ibex 35 en esta apertura. Bankinter pierde un 1,95%, Popular un 1,16%, BBVA un 1,08%, Santander un 0,99%, Sabadell un 0,80% y CaixaBank un 0,37%. Sin embargo, se prevé que todas estas entidades aprueben.

Escasas acciones permanecen en positivo. Grifols sube un 0,25%, Sacyr un 0,18% y IAG un 0,11%.

En el grupo de los blue chips, Iberdrola cae un 0,74%, Repsol un 1,15% y Telefónica un 0,38%. Además, hoy se ha conocido que BBVA ha aumentado considerablemente su posición en Repsol del 1,8% al 3,9%. Telefónica, por su parte, ha anunciado que espera un impacto positivo en sus cuentas tras el ERE.

En el Mercado Continuo…
Los inversores siguen recogiendo las abultadas ganancias de anteriores sesiones en Metrovacesa y el valor se configura como el farolillo rojo con un descenso del 12,21%. Le sigue de lejos Reyal Urbis perdiendo un 5,68%.

Al otro lado Natraceutical sube un 3,70%, junto con Nyesa que suma un 3,60%.

A destacar la caída del 1% que experimenta Banco Pastor después de reconocer que no aprobará los tests de stress al no poder computar la emisión de convertibles colocada en abril de 2011 y cuya conversión en acciones está prevista para 2014.