Jornada de desconfianza en la renta variable. Al menos en la española. Primero fue Grecia, después Italia y ahora parece que el foco de desconfianza apunta a la economía española. Y para muestra, un botón. La prima de riesgo se ha colocado por encima de los 460 puntos básicos después de conocer que el Tesoro Español se ha visto obligado a pagar por sus letras a 12 y 18 meses el precio más alto de los últimos 13 años. En concreto, ha logrado colocar 2.600 millones de euros en letras a un año al 5.2% y 557 millones a 18 meses al 5.32%, una cifra que se coloca cerca de los 3500 millones fijado como objetivo. Victoria Torre, responsable de análisis de SelfBank reconoce que la deuda española “está en zonas cercanas a las de otros países cuando han tenido que ser rescatados y realmente no ha pasado nada”.

Un panorama que no ha pasado desapercibido para los mercados. El Ibex 35 perdió un 1.6% y cerró en los 8.253 puntos. En el resto de Europa, el Eurostoxx50 perdió un 1.3%, el FT-100 cotizó con subidas del 0.1% en tanto que el CAC-40 descontó un 1.7% de su cotización.

Entre los valores del selectivo español, el sector financiero fue uno de los más penalizados. BBVA perdió un 2.8% y cerró en los 5.80 euros en tanto que Banco Santander cedió un 2.5% y marcó en los 5.51 euros su último movimiento. Fueron precisamente estas dos entidades las que experimentaron mayores subidas en sus CDS –seguros antes riesgo de impago- un día antes de que la Agencia Europea Bancaria actualice las cifras de los nuevos requerimientos de capital de los bancos con las cifras del tercer trimestre. “Algunos bancos saldrán beneficiados y otros perjudicados, aunque, en gran medida, si algunos de estos bancos van a necesitar más capital, ya está descontado”, afirma Félix González, socio director de Capital Familiar EAFI. Del resto de compañías del sector, Bankinter perdió un 1.9% - hasta los 4.07 euros -Banco Sabadell perdió un 1.6% en tanto que Bankia descontó un 1.13%, hasta los 2.37 euros y 3.51 euros, respectivamente. Caixabank, que consiguió mantenerse en psoitivo durante gran parte de la sesión, cerró con caídas del 0.4% en los 3.51 euros.

Del resto de pesos pesados, Telefónica perdió un 1.4% y cerró en los 13.65 euros. Repsol descontó un 0.82% de su cotización mientras que Iberdrola perdió un 2.2% y marcó en los 4.74 euros su último precio.

Técnicas Reunidas ha publicado un beneficio de 99 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un aumento del 5.6% respecto al mismo período del año anterior. La compañía a justificado estas cuentas por la mejora de los márgenes de operaciones y resultados financieros positivos. A pesar de las perspectivas optimistas lanzadas, la cotización no consiguió remontar y, con caídas del 0.6% cerró en los 26.66 euros.

En positivo tan sólo tres valores. Amadeus sumó un 1.7% y cerró en los 12.79 euros. Abertis se animó con un 0.6% de subida,  que llevó a su cotización hasta los11.22 euros en tanto que Ebro Foods subió un 0.14% y marcó en los 14.68 euros su último precio.