No hay descanso. El ibex 35 vivió otra jornada de caídas y lo hizo despidiendo los 8.300 puntos. En concreto, el selectivo español cedió un 1.6% que le llevó a los 8.237 enteros. Una penalización que se produjo el día en que el Tesoro Español colocó deuda en el mercado al mayor interés de los últimos trece años y con la prima de riesgo por encima de los 460 puntos básicos. En el mercado de divisas, el euro débil frente al dólar, en las 1.35 unidades.
Jornada de desconfianza en la renta variable. Al menos en la española. Primero fue Grecia, después Italia y ahora parece que el foco de desconfianza apunta a la economía española. Y para muestra, un botón. La prima de riesgo se ha colocado por encima de los 460 puntos básicos después de conocer que el Tesoro Español se ha visto obligado a pagar por sus letras a 12 y 18 meses el precio más alto de los últimos 13 años. En concreto, ha logrado colocar 2.600 millones de euros en letras a un año al 5.2% y 557 millones a 18 meses al 5.32%, una cifra que se coloca cerca de los 3500 millones fijado como objetivo. Victoria Torre, responsable de análisis de SelfBank reconoce que la deuda española “está en zonas cercanas a las de otros países cuando han tenido que ser rescatados y realmente no ha pasado nada”.

Un panorama que no ha pasado desapercibido para los mercados. El Ibex 35 perdió un 1.6% y cerró en los 8.253 puntos. En el resto de Europa, el Eurostoxx50 perdió un 1.3%, el FT-100 cotizó con subidas del 0.1% en tanto que el CAC-40 descontó un 1.7% de su cotización.

Entre los valores del selectivo español, el sector financiero fue uno de los más penalizados. BBVA perdió un 2.8% y cerró en los 5.80 euros en tanto que Banco Santander cedió un 2.5% y marcó en los 5.51 euros su último movimiento. Fueron precisamente estas dos entidades las que experimentaron mayores subidas en sus CDS –seguros antes riesgo de impago- un día antes de que la Agencia Europea Bancaria actualice las cifras de los nuevos requerimientos de capital de los bancos con las cifras del tercer trimestre. “Algunos bancos saldrán beneficiados y otros perjudicados, aunque, en gran medida, si algunos de estos bancos van a necesitar más capital, ya está descontado”, afirma Félix González, socio director de Capital Familiar EAFI. Del resto de compañías del sector, Bankinter perdió un 1.9% - hasta los 4.07 euros -Banco Sabadell perdió un 1.6% en tanto que Bankia descontó un 1.13%, hasta los 2.37 euros y 3.51 euros, respectivamente. Caixabank, que consiguió mantenerse en psoitivo durante gran parte de la sesión, cerró con caídas del 0.4% en los 3.51 euros.

Del resto de pesos pesados, Telefónica perdió un 1.4% y cerró en los 13.65 euros. Repsol descontó un 0.82% de su cotización mientras que Iberdrola perdió un 2.2% y marcó en los 4.74 euros su último precio.

Técnicas Reunidas ha publicado un beneficio de 99 millones de euros hasta septiembre, lo que supone un aumento del 5.6% respecto al mismo período del año anterior. La compañía a justificado estas cuentas por la mejora de los márgenes de operaciones y resultados financieros positivos. A pesar de las perspectivas optimistas lanzadas, la cotización no consiguió remontar y, con caídas del 0.6% cerró en los 26.66 euros.

En positivo tan sólo tres valores. Amadeus sumó un 1.7% y cerró en los 12.79 euros. Abertis se animó con un 0.6% de subida,  que llevó a su cotización hasta los11.22 euros en tanto que Ebro Foods subió un 0.14% y marcó en los 14.68 euros su último precio.