Tan sólo queda media hora para poner punto y final a la sesión y el Ibex 35 no se resigna a poner fin a las caídas. Cede un 2.2% y cotiza en los 7.485 puntos. Una penalización que llega impulsada por una prima de riesgo que sigue ganando posiciones, por encima de los 429 puntos básicos. El sector más penalizado fue el financiero, con caídas de más del 3% en la sesión.

Era el nivel clave que tenía que mantener el selectivo español para no dirigirse hacia niveles inferiores, como los 6800 puntos. El Ibex 35 sin embargo no consiguió mantener los 7.500 puntos quedando tan sólo media hora de negociación. Una pérdida del 2.26%  que llegó protagonizaba básicamente por el sector financiero.

Santander cediendo más del 3.6% - hasta los 2.60 euros - CAixabank con caídas del 3.7% o BBVA que retrocede en torno a un 3.3%, hasta los 5.41 euros.

Sin embargo, la verdadera protagonista fue la prima de riesgo. Las dudas siguen pesando sobre nuestra economía, lo que se traslada a unos mercados de deuda que elevan hasta los 429 puntos básicos el diferencial entre el bono español a diez años respecto al alemán. Con unos CDS - seguros ante riesgo de impago- que elevan en más del 14% su cotización.