El Ibex 35 no pudo con los números rojos. El selectivo español cerró con una penalización del 1.03% que le llevó a los 8.140 puntos principalmente lastrado por el sector financiero, el día en que tanto Caixabank como Banca Cívica cotizaron con pérdidas el acuerdo de fusión que las convertirá en la primera entidad española por volumen de activos. En el mercado de divisas, el euro sufrió frente al dólar, en las 1.33 unidades.
Jornada de recorte en la renta variable europea. Eso sí, salvo en la alemana que consiguió zafarse de los números rojos y, con una subida del 0.01%, subió hasta los 7.078 puntos. El resto no corrieron la misma suerte. El FT-100 retrocedió en torno al medio punto porcentual, el CAC-40 descontó un 0.8% de su cotización mientras que el Ibex 35 cerró la sesión con pérdidas del 1.03%, que le llevaron a los 8.140 puntos. Una penalización “preocupante después de haber visto cómo el índice subía cerca del 1% durante la mañana y que puede significar que las caídas pueden prolongarse”, reconoce Javier Barrio, responsable de ventas institucionales de BPI.

El índice español bajó el día en que el Tesoro Público colocó 2.580 millones de euros en letras, en la última subasta del trimestre. La cantidad quedó por debajo del máximo previsto – en torno a 3.000 millones- con una demanda que se redujo respecto al mes anterior. El interés bajó para los títulos a tres meses en tanto que subió para la emisión de los seis meses. Cuando la desconfianza en torno a una posible recaída en problema en Europa, acechan de nuevo a España,el ministro de Economía, Luis de Guindos, aseguró que las emisiones de deuda del Estado en representación de las Comunidades Autónomas – Hispabonos- podrían ver la luz este mismo verano. Félix González, socio director de Capitalia Familiar EAFI “se piensa que las medidas tomadas por el gobierno no serán suficiente y eso se nota en la prima de riesgo. Además, la reestructuración del sistema financiero no termina de culminar y presenta más riesgos”.

Y quizás por eso el sector financiero fue el más lastrado en la sesión. Caixabank, que aprobó ayer el acuerdo de fusión con Banca Cívica en una operación que les convertirá en la primera entidad financiera de España por volumen de activos, se vio perjudicado con más del 2.4% de caída con lo que mañana comenzará a cotizar desde los 3.01 euros. Sin embargo, el gran penalizado fue Banca Cívica, que cerró la sesión con una caída del 16.44% hasta los 1.86 euros. El “mercado entiende que la oferta saldrá adelante con lo que si fuera accionista de Banca Cívica no me plantearía si ir o no porque dará igual”, reconoce Barrio. Bankinter incrementó sus pérdidas hasta el 2.9%, hasta los 4.22 euros. Banco Sabadell se dejó un 1.6% y marcó en los 2.12 su último precio. Bankia depreció en algo más del 1.9% el precio de sus títulos, en los 2.86 euros. Y no fueron menos los dos grandes bancos: BBVA  perdió un 1.51% - hasta los 6.06 euros-  en tanto que Banco Santander depreció en un 1.3% el precio de sus títulos, hasta los 5.90 euros.

IAG también se vio penalizada con más de un 1,9% de penalización el día que los pilotos de la aerolínea han anunciado que a partir de abril hará huelga todos los lunes y los viernes, hasta el 20 de julio. Sin embargo, los mayores recortes tuvieron a Mediaset e Indra como protagonistas. La cadena cerró la sesión con pérdidas del 3.6% que le llevaron a los 4.44 euros. Por su parte, Indra sufrió una caída del 3.16% que le llevó a los 9.65 euros.

Pocos valores en positivo. De hecho, sólo dos. Amadeus sumó un 0.46% y marcó en los 14.28 euros su último precio. Por su parte, FCC sumó un 0.15% tras anunciar el cierre de la refinanciación de 438 millones de euros de deuda que le vencían el próximo 28 de abril con la firma de un préstamo sindicado a tres años con un grupo de doce entidades financieras.