El Ibex 35 ha cerrado este lunes con una caída del 0,13% hasta los 10.257 puntos, y pone fin así a seis jornadas de subidas consecutivas en la bolsa española. Uno de los motivos principales que explican la corrección de esta jornada cabe buscarlo en el repunte del euro frente al dólar, que se aprecia un 0,22% al cierre hasta los 1,1967 'billetes verdes'. 

Además, las fuertes ganancias experimentadas por las bolsas europeas durante la semana pasada ha hecho que hoy la mayoría de los índices hayan optado por la toma de beneficios, salvo algunos casos como el FTSE Mib de Milán que he terminado con un alza del 0,09% y el PSI 20 de Portugal un 1,55%. Los inversores han minimizado los factores políticos después de que se haya conocido las conversaciones en marcha para formar un Gobierno de coalición en Italia entre el Movimiento Cinco Estrellas y la Liga Norte. 

De hecho, la prima de riesgo italiana cae un 1,06% hasta los 130,9 puntos básicos, mientras que la prima de riesgo española también se reduce un 0,28% hasta los 71,4 puntos básicos. 

El DAX ha cedido un 0,17% hasta los 12.979 puntos, el Cac 40 francés un 0,09% y el FTSE 100 de Londres un 0,13%, mientras que el Euro Stoxx ha cerrado plano con un avance del 0,04%. 

Al cierre de las plazas del Viejo Continente, los índices de Estados Unidos suben entorno al medio punto porcentual.

Mientras que el petróleo sigue con su escalada que sitúan al Brent en los 78,26 dólares, con un alza del 1,45%, y el West Texas llega a los 71,18 dólares con un alza del 0,7%. La OPEP elevó hasta los 98,85 millones de barriles diarios (mbd) su estimación sobre la demanda mundial de crudo para este año y pronosticó que los factores geopolíticos seguirán impactando en la oferta de esa materia prima.

A nivel empresarial, la atención ha estado puesta en IWG en Reino Unido, que ha cerrado con un avance del 22%, y la eléctrica EDP en Portugal que ha escalado un 8%, ya que ambas son objetivo de compra. El grupo China Three Gorges, el mayor accionista de EDP con un 23,27% de su capital, lanzó al cierre del pasado viernes una opa por 11.848 millones de euros para hacerse con el control de la compañía.

El banco holandés ABN Amro ha cedido un 6% tras registrar una caída en los beneficios netos del primer trimestre por los continuos problemas en el sector petróleo, que le llevaron a realizar saneamientos por los préstamos a clientes de servicios de transporte y plataformas marítimas. Además, las acciones de la compañía sueca de inversiones e inmobiliario Lundbergs se redujeron a la mitad después de la emisión gratuita de acciones en proporción de una acción nueva por cada acción antigua.

En cuanto a los valores del Ibex, Grifols ha escalado un 1,36%, seguido de Siemens Gamesa (+0,87%) y ArcelorMittal (+0,73%), mientras que los valores más bajistas han sido Técnicas Reunidas con una caída del 3,39%, Ferrovial con un retroceso del 1,84% y Telefónica en el 1,31%. El beneficio de la empresa de ingeniería se ha desplomado un 99,1% con respecto a los datos del mismo período de 2017, situándose en los 300.000 euros.

Entre los pesos pesados del selectivo español, además de Telefónica, BBVA se ha dejado un 0,31%, Banco Santander un 0,22% e Inditex se ha anotado una subida del 0,45% y Repsol un alza del 0,18%.

En cuanto a los valores del mercado continuo, Natra se ha anotado un alza del 8,22%, Audax Renovables un 6,82% y Funespaña un 5,41%, mientras que Borges con una caída del 4,59% ha sido el 'farolillo rojo' de la sesión, acompañado de Adolfo Domínguez con una descenso del 3,54% y Tubos Reunidos en el 3,34%. 

Entre los valores bancarios, Bankinter se anota un 0,48%, CaixaBank un 0,33%, mientras que Banco Sabadell ha cerrado plano y Bankia se ha dejado un 0,64% de su valor bursátil.