El Ibex 35 cierra la sesión en números rojos aunque consigue saldar en positivo la semana. De este modo, el selectivo español comenzará a cotizar la próxima semana desde los 8.657 puntos. Se cierra así una jornada en la que el dato de paro español compartió protagonismo con el PIB estadounidense, y la deuda portuguesa de nuevo en el punto de mira. En el mercado de divisas, el euro rebotó frente al dólar , hasta las 1.32 unidades.

La renta variable europea termina la semana con saldo positivo. A pesar de que el Ibex 35 cerró la sesión con una caída del 0.37%, que le llevó a los 8.681 puntos, el índice consiguió cerrar la semana con una subida del 1.12% desde los 8.561 puntos a los que cerró el pasado viernes. Se cierra así una semana en la que la incertidumbre de Grecia, en torno a la negociación de la quita con sus principales acreedores, sigue en el mismo punto. A pesar de que el Comisario Europeo de Asuntos Económicos, Olli Rehn, ha advertido de que ambas partes “están cerca de un acuerdo en torno a la quita de Grecia y los tres próximos días son cruciales para los próximos tres años”. Al final “siempre se negocia en fin de semana para dejar apra el lunes el acuerdo final”, reconoce José Lizán, analista de Nordkapp. Llevamos tres años para ver qué quita hay en Grecia “al final se da por hecho que la habrá y el impacto en los bancos es grande. Sin embargo, es más importante atender a Portugal que se enfrenta a una situación comprometida”. Es una economía que durante los años de bonanza no crecía y, en un momento de asfixia financiera, es lógico que se va abocado a una situación peor. “Y aunque de Grecia estamos muy limpios, de Portugal sí que podemos salir salpicados porque estamos llenos de bonos de esta economía”, reconoce este experto.

Bono diez  años Porgugal


En la sesión, las referencias siguieron a ambos lados del Atlántico. Y no precisamente positivas. De un lado, la economía española cerró 2011 con 5.27 millones de parados, una tasas de paro que sube al 22.85% y que tiene visos de seguir incrementándose, según los expertos. Un mazazo que, se esperaba neutralizar, con el dato de PIB estadounidense. Pero no pudo ser. La economía que preside Barack Obama cerró el cuarto trimestre con un crecimiento del 2.8%, por debajo del 3% esperado.

Entre los valores que apoyaron la tendencia a la baja del Ibex35, OHL se convirtió en el más penalizado. Caída del 3.7% que le llevó a los 20.81 euros. Abengoa  retrocedió un 2.8%, hasta los 16.47 euros, en tanto que FCC y Acerinox recortaron en algo más del 2.6% sus cotizaciones, que cerraron en los 18.30 euros y los 10.85 euros, respectivamente.

A pocos pasos, los dos grandes bancos, que se preparan para publicar resultados la próxima semana. BBVA perdió un 0.9%, hasta los 6.90 euros, en tanto que su homóloga cántabra descendió un 0.13%, hasta los 6.15 euros. Telefónica no consiguió remontar y, con caídas del 0.4%, cedió hasta los 13.32 euros mientras que Repsol retrocedió un 0.2%, con lo el próximo lunes comenzará a cotizar desde los 21.85 euros.

A favor de las subidas, Grifols se coronó como principal impulsor del selectivo al subir un 1.8% . hasta los 14.25 euros. Amadeus sumó un 0.8%  en tanto que Endesa se animó con un 0.7% de revalorización, hasta los 15.35 euros.