El Gobierno de Yukio Hatoyama creará su propio grupo de expertos para decidir sobre los planes de reestructuración de Japan Airlines, que incluyen medidas legislativas destinadas a reducir el programa de pensiones de los empleados de la aerolínea, así como avalar los créditos puente que requiere para afrontar los 'números rojos'.