El Gobierno de Dubai intentó insuflar calma a los mercados financieros, en alerta desde que ayer se anunciara una solicitud de moratoria de seis meses para la ingente deuda del 'holding' estatal Dubai World, y aseguró que su intervención fue "cuidadosamente planeada". "Nuestra intervención en Dubai World fue cuidadosamente planeada y refleja su específica posición financiera", explicó en un comunicado publicado por la agencia oficial local WAM el presidente del Comité Fiscal Supremo del país, Sheikh Ahmed bin Saeed Al-Maktoum.