El Gobierno alemán se ha mostrado hoy convencido de que la próxima cumbre del G20 en Londres será un éxito y que se alcanzarán progresos decisivos en el desarrollo de mecanismos para la regulación de los mercados financieros. Fuentes gubernamentales germanas subrayaron hoy que ya antes del comienzo de la reunión en la capital británica se espera que se haya definido el plan de acción para la regulación de los mercados financieros, acordado ya hace cinco meses en Washington. Entre las cuestiones aún abiertas y sin aclarar definitivamente dichas fuentes se refirieron a la posibilidad de que en el futuro se hagan públicas listas negras de países considerados paraísos fiscales. Añadieron que Alemania es partidaria de elaborar esas listas, medida a la que son reticentes, al parecer, algunas naciones emergentes presentes en la reunión de Londres. Igualmente comentaron que tampoco se ha definido como se controlarán los fondos de alto riesgo ("hedge funds"), cuya falta de transparencia se considera una de las causas de la actual crisis financiera mundial.